Colombia debe evitar que la experiencia venezolana se apodere del país. El peligro existe.

Colombia debe evitar que la experiencia venezolana se apodere del país. El peligro existe.

Todo cuanto sucede en Venezuela afecta irreversiblemente a Colombia e igualmente, todo cuanto sucede en Colombia genera consecuencias para Venezuela. En consecuencia, no somos, ni seremos nunca, indiferentes ante esta realidad.

Dentro de pocos días habrá se elegirá al nuevo Presidente de Colombia. En la semana que se inicia empezarán a votar los colombianos residentes en el exterior. Se me hace difícil expresar mi opinión definitivamente contraria a la reelección del actual titular, Juan Manuel Santos, pero siento la obligación ética y política de hacerlo. He seguido de cerca su trayectoria desde hace muchos años. Celebramos su triunfo hace cuatro años. Generó una expectativa favorable enorme, pensada en términos de leal continuidad con la obra de su antecesor Álvaro Uribe Vélez. Pero la decepción no tardó en  llegar.

El progresivo distanciamiento de Uribe, a quien mucho le debía, condujo al abandono de la política de Seguridad Democrática, de la cual había sido de los principales ejecutores. De allí se derivan cualquier cantidad de errores graves, por acción y por omisión. Hoy, más allá de las cuestionadas “negociaciones de paz”, con asiento en La Habana y con el gobierno de Venezuela como testigo fundamental, están en grave peligro tanto la estabilidad democrática como el crecimiento económico, la seguridad de las personas y de los bienes, la verdad y la justicia sin las cuales no habrá paz verdadera.

Colombia corre el peligro de venezolanizar su realidad actual, en términos del “socialismo de siglo XXI”, que simplemente responde a fracasados esquemas propios del castro-chavismo que lo inspira. El desastre venezolano no puede extenderse a Colombia.

Hacemos un serio llamado a la comunidad colombiana en Venezuela para que se movilice a votar masivamente por la fórmula que representa el cuerpo doctrinario y político del Centro Democrático que dirige el Senador Álvaro Uribe. Está muy bien representada por Oscar Iván Zuluaga a la presidencia y Carlos Holmes a la vicepresidencia. Es tiempo de rectificar el rumbo y evitar la tragedia. Se trata de gente probadamente seria, preparada y comprometida con la causa de la democracia y la libertad.

Declaración de Oswaldo Álvarez Paz con relación a las próximas elecciones presidenciales de Colombia. 

Mayo de 2014

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Buscar

Facebook

Ingresar