EL CENTRO DEMOCRÁTICO DEBE HACER GALA DE SERENIDAD Y OPTIMISMO

EL CENTRO DEMOCRÁTICO DEBE HACER GALA DE SERENIDAD Y OPTIMISMO

Ante la celada que le han tendido a la candidatura de Oscar Iván Zuluaga, desde diferentes flancos del régimen, queda el camino de la serenidad y el optimismo, sabiendo que aunque las circunstancias son difíciles, la historia dará la razón, por eso se deben de redoblar esfuerzos para trabajar por la organización, así que en el escaso tiempo que queda para la primera vuelta presidencial, hay que presentarle a la mayoría de los colombianos las tesis y los programas del candidato, porque es indudable que si algo ha caracterizado al uribismo, es su basamento ideológico en donde la concepción moderna de Estado le permite superar las ofertas electorales de las otras candidaturas.

Entonces los apremios electorales deben de superarse mediante la dimanación de imperativos morales, considerando que las normas éticas son trascendentales, ante una opinión pública que ve con escepticismo los últimos acontecimientos, en donde la desesperación del gobierno de Santos produce incredulidad en el sistema Democrático, pues entre mas tiene dificultades es menor su capacidad de enfrentarse a la dinámica del entorno, por lo cual le queda difícil alcanzar sus objetivos reeleccionistas.

Al gobierno santista de nada le ha valido el papel de esquirol que han hecho las Farc del paro agrario, con sus organismos de fachada, dejando a las dignidades Campesinas y otros sectores colgados de la brocha, ya que con lo sucedido se le cayó la hoja de parra que cubrían su contubernio con las Farc, para buscar la reelección y seguir con el sainete del proceso de paz eternamente, manipulando y engañando a la población.

Santos por estar anclado con los diálogos de la Habana que no se sabe para donde van, no tiene maniobras de retroacción directas, para lograr analizar el futuro de la nación, considerando que el fin del conflicto lo tiene al alcance de la mano, desconociendo que se está frente a un grupo terrorista marxista leninista, que no tiene ningún afán ya que su concepción de el tiempo es distinta a la de los demás, por lo tanto los prejuicios frente a sus rivales, los límites de su capacidad y su vinculación a ciertos intereses mezquinos lo ciegan acerca de la realidad.

A pesar de la persecución que ha sufrido el Centro Democrático a manos del actual Gobierno, la candidatura de Oscar Iván Zuluaga marcha impetuosa, no obstante los infundios y calumnias, sabiendo que se posee capacidad para la trasformación nacional y para impulsar metas que permitan cambiar la organización del estado, al conquistar el manejo del mismo, porque los acontecimientos de los últimos días, demuestran que por las tensiones con el uribismo, el gobierno seguirá estorbando la acción del candidato Zuluaga para lograr sus propios objetivos.

En ese orden de ideas no es descartable que esta confabulación que ha generado el gobierno contra el Centro Democrático, tiene como objetivo llevar a la desazón electoral de la población produciendo una gigantesca abstención, para que mediante el clientelismo y la compra de votos que produce la mermelada, se logre la reelección, así sea mediante un triunfo muy precario, por ello hay que estar alerta ya que la gran fortaleza de Oscar Iván Zuluaga reside en el voto de opinión.

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Buscar

Facebook

Ingresar