Le están viendo las moñitas

Le están viendo las moñitas

Estamos a escasos 10 días de la primera vuelta electoral y los nervios se apoderan de las campañas. Cada día los errores cuestan más y aquellos que mucho deben, pues mucho temen.

En medio de esta contienda hemos empezado a escuchar mentiras, ataques y señalamientos que solo buscan distraer la falta de propuestas y el poco deseo de debatir. No estoy diciendo una indirecta; estoy haciendo una afirmación que nace de la observación del comportamiento del actual candidato/presidente.

Con tristeza vemos que no solo deja que en La Habana se acuerde lo que sea y que se maneje la posibilidad de la impunidad para los terroristas que han atacado por décadas al país. Es igualmente triste ver que su comportamiento calculador lo lleva a buscar la simpatía del electorado de Gustavo Petro al resarcir su opinión de que era un mal gobernante y que si no pudo con Bogotá, menos lo iba a hacer con el país si quisiera aspirar a la Presidencia.

Muy fuerte fue el video de Francisco Santos diciendo que Juan Manuel está dispuesto a todo por reelegirse. Pero por fuerte, no deja de ser verdadero. Esas acomodadas y esos intereses súbitos en reconciliarse con detractores lo delatan. ¿Es este el inicio de la “mermelada humana”?

Es cuando menos grosero salir luego a pedirle al candidato del Centro Democrático, Óscar Iván Zuluaga, que pusiera la cara en las denuncias. ¡Por favor! Si es que eso fue lo primero que hizo Zuluaga y siempre ha estado dando la cara. Diferente a ese temor mezquino y calculador de no aceptar un debate, así sea televisado o no. El miedo lo tiene confundido, temeroso y errático; es claro que al primer mandatario –y como se dice por ahí– se le están viendo las moñitas. Muy machito para acusar (erradamente) pero muy niñita para salir a defender su ‘majestuosa’ obra de gobierno. Y me perdonan las niñitas de verdad, no es mi intención ofenderlas.

Y mientras tanto el paro agrario sigue porque no quiere aceptar poner la cara personalmente y solucionar el tema, los maestros entrarán a protestar, los estudiantes se cansaron de esperar la reforma educativa y la justicia sigue en crisis. Pero eso sí, la Fiscalía para lo que tenga que ver con defender los intereses presidenciales, pareciera funcionar divinamente.

País de largos conflictos y parcializados intereses. Elecciones con tribunas vacías por falta de debate.

Presidente: debata. Nunca la democracia puede valorarse desde el deseo personal de que las cosas se hagan solo a su manera. Su cirugía de párpados le quedó regia, pero sigue viendo mal la realidad del país.

Por si acaso: perdonarán la insistencia, pero es que en la costa nada que vemos las muestras de buenas intenciones y mejoría de Electricaribe. Duele que en pleno siglo 21 tengamos la prestación del siglo 19, y eso que un poco peor. El irrespeto se paga, pero lastimosamente los usuario no podemos facturarlo. Veo a Juan Manuel Campo solo dando esa pelea.

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Buscar

Facebook

Ingresar