No más Casa de Nariño, mejor la casa de Anapoima

No más Casa de Nariño, mejor la casa de Anapoima

A sólo 13 días de las elecciones parece ser que la cobardía sigue rondando la campaña del candidato Presidente, al no atreverse a exponer y confrontar sus propuestas con los demás candidatos, y si continuar con la vergonzosa estrategia de temerarias acusaciones sin ningún tipo de pruebas, así esté de su lado la Fiscalía General de la Nación con toda su animosidad y sesgo.

Se viene afirmando que no ha habido grandes controversias, que las campañas son frías en donde los colombianos estamos ya acostumbrados a ideas polarizadas, y evidenciándose unos a favor de la paz y otros a favor de la guerra. Es claro que son discusiones mediáticas y electoreras del candidato Santos, dejando de lado todas las demás necesidades y problemas que tiene el país, incluyendo la anhelada paz.

Según Carlos Lemoine, del Centro Nacional de Consultoría, la búsqueda de la paz no se ve “tan cercana a los ciudadanos”, probablemente porque, aunque la gente la quiere, no está segura de que la guerrilla vaya tan en serio. El candidato Óscar Iván Zuluaga, se opone a que los líderes de la guerrilla no vayan a la cárcel y a que accedan fácilmente a curules en el Congreso, pero está clamando y optando por compromisos serios y alcanzables por la paz y las demás carencias que presenta nuestra patria.

Es particular que en la actual coyuntura electoral, sólo tres de los cinco candidatos acudan a los debates presidenciales, e inclusive a varios de ellos solo asisten Óscar Iván Zuluaga, del Centro Democrático y Martha Lucía Ramírez, del Partido Conservador.

Pero la situación viene cambiando drásticamente y la aceptación, posicionamiento y reconocimiento de Óscar Iván Zuluaga va a “forzar” que los esquivos candidatos que creen que tienen asegurada la votación, tengan que confrontar las ideas, soluciones y compromisos que proponen adquirir con el pueblo colombiano. Se les acabó el tiempo de las escondidas y eludir el “facetoface”. Ahora sí tendrán que cotejar al país, incluyendo a sus fórmulas vicepresidenciales. Estos señalamientos contra el candidato Óscar Iván Zuluaga responden en medio del desespero, al repunte y favoritismo del candidato.

Afirma Óscar Iván Zuluaga: "Colombia necesita saber la verdad, por eso, mientras las autoridades adelantan su tarea, invito una vez más al presidente-candidato Juan Manuel Santos a un debate público sobre nuestras propuestas e ideas con las que aspiramos a gobernar a Colombia.

Presidente Santos: ya es hora del debate. Todos los candidatos de diferentes partidos que participamos de esta campaña electoral queremos debatir con usted nuestras propuestas, para contrastarlas y permitir que sea el elector, libre y responsablemente, quien tome la decisión acerca de quién debe regir los destinos de Colombia".

Cuénteme que opina de planteamientos sobre seguridad con más acceso a la justicia y seguridad para defender las libertades; desarrollo regional con un crecimiento de la economía del 6% anual, recuperación del campo; la jornada única escolar y garantizar el acceso a la educación superior; reforma a la salud y reducir el tamaño del Congreso en un 20%.

Debatir éstas y otras tantas que ha propuesto Zuluaga y simplemente usted calla.  Será que existen postulados difíciles de escuchar, pero aún más difíciles de controvertir.

Después de este 25 de mayo, mejor lo invito a PAZarla en PAZ en su casa campestre de Anapoima.

MARGARITA RESTREPO

Representante a la Cámara

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Buscar

Facebook

Ingresar