Triunfó el uribismo

Triunfó el uribismo

Ayer 25 de Mayo fue un día histórico para Colombia, el pueblo le dio el primer campanazo a la mermelada del farcsantismo, ésta se derritió y el pusilánime Presidente-candidato vio derrotadas sus aspiraciones de reelegirse en la Presidencia de la República. El pueblo colombiano demostró fehacientemente no querer caer en las fauces del castrochavismo, los colombianos votamos masivamente contra la reelección y se demostró ostensiblemente que dos terceras partes del país está en contra de la impunidad y la elegibilidad de los criminales de lesa humanidad, los narcoterroristas de las Farc.

Es muy importante destacar que como lo señalamos con el título de este artículo, el uribismo fue el gran triunfador de estas elecciones, no se equivocan las encuestas cuando le dan al Presidente Uribe 60% de popularidad, el uribismo encarna el sentimiento más profundo de los colombianos:  democracia, libertad, orden, justicia, progreso. El uribismo es la doctrina de la centro-derecha que siempre ha sido mayoritaria en el país. El pueblo colombiano  se adhiere profundamente a las políticas uribistas: Seguridad Democrática, confianza inversionista, cohesión social, Estado austero y diálogo popular.

Los grandes perdedores fueron en primer lugar, obvio, el Presidente-candidato Santos, quien se vio rechazado firmemente por el electorado, un Presidente que va a la reelección y no obtiene ni un tercio del electorado, es considerado derrotado palmariamente, más aún si no llega en primer lugar y en peor situación con la ventaja de un gobierno volcado ilegalmente  a sobornar para obtener el voto, obteniendo así el apoyo de una justicia politizada ( el caso del Fiscal es vergonzoso), unos medios faltando a la ética, unos gremios callados frente al calamitoso estado de la nación y así sucesivamenye todo el poder del Estado y del “establishment” persiguiendo vilmente  a la oposición uribista.

Otros grandes perdedores fueron Vargas Lleras y Petro, el primero no aportó nada a la candidatura reeleccionista y el segundo provocó una desbandada antisantista en Bogotá. Las maquinarias de los partidos de la mermelada nacional fueron derrotadas por el voluntarioso voto que se volcó hacia las otras cuatro candidaturas sin maquinarias, pues Martha Lucía no contó con la de su partido, entregada a la mermelada santista, o sea que a los “ñoños” se les ve un futuro oscuro.

El ridículo papel de los medios fue  espeluznante, ver a toda la gran prensa, todos los canales de tv y la gran mayoría de las de radio, volcados a una tenebrosa difusión áulica del mensaje reeleccionista y a una manipulación tendenciosa de la campaña uribista, nos hace pensar mucho sobre el papel de éstos en democracia. Se necesita con urgencia periodistas éticos que no se dejen manipular por los intereses de los poderosos propietarios de los grandes medios.

No cabe duda que los grandes victoriosos son Oscar Iván Zuluaga, quien se perfila con toda seguridad como Presidente de la República, con lo cual retomará el rumbo de este país hacia la senda de la Seguridad Democrática, el progreso y la equidad; y sobre todo a

Álvaro Uribe, quien se ganó además de los títulos de Gran Colombiano y  mejor Presidente el de un genio de la estrategia política, con su indudable liderazgo aseguró el triunfo de su pupilo Zuluaga, qué duda cabe que este triunfo del uribismo es sobre todo un triunfo personal de él.

Nos  toca ahora la tremenda tarea de consolidar el triunfo de esta primera vuelta en el triunfo decisivo de obtener la Presidencia de la República para Oscar Iván; no tengo ninguna duda de ese triunfo pues objetivamente se ve que una inmensa mayoría de los colombianos están en contra de la reelección de Santos, de la corrupción de la mermelada, de la politización de la justicia, de la impunidad para las Farc.

Definitivamente el gran triunfador con la victoria uribista será el país, quién ve así despejada la incógnita de que la reelección sirviese de puente de oro para la instauración del castrochavismo en Colombia.¡ Bravo Uribe, bravo Oscar Iván! Han salvado a Colombia del castrochavismo.

*Director editorial pensamientocolombia.org

@alopeznunez

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Buscar

Facebook

Ingresar