Colombia y el continente un sólo destino

Colombia y el continente un sólo destino

El próximo 15 de junio, no sólo se juega el destino de Colombia, sino el de toda América Latina.

Elegir entre Santos y Zuluaga no es escoger entre la paz y la guerra, como quiere hacer ver Santos, quién se adjudica falsamente el título de "candidato de la paz".

La paz de Santos no es otra cosa que la institucionalización de la impunidad, dejando sin castigo los crímenes de lesa humanidad cometidos por los dirigentes de las FARC, para luego llevarlos al Congreso.

Este comportamiento irresponsable, no sólo traería la desgracia para Colombia sino también para la región. Las FARC se han convertido en la organización del narcotráfico más poderosa del hemisferio. Su legalización les otorgaría la capacidad de fortalecerse aún más, para así expandir su veneno por toda América.

La experiencia de El Caguán y la farsa del "Dialogo de paz" en La Habana, demuestra que las FARC jamás abandonarán su conducta delictiva. Las absurdas concesiones que Santos propone darle a las FARC, sólo servirán para que se organicen mejor, para así cumplir con sus objetivos criminales, tanto en Colombia como en los países vecinos.

A los colombianos les consta que únicamente la Política de Seguridad Democrática logró doblegar a las FARC. Todas la demás estrategias fracasaron.

Los colombianos tienen en sus manos el futuro de su país y el de la región. Votar por Zuluaga es votar por la Política de Seguridad Democrática, único camino a la paz y a la estabilidad de Colombia y de América.

@LuisSemprumH

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Buscar

Facebook

Ingresar