¡Tiene la Palabra el Senador: Álvaro Uribe Vélez!

¡Tiene la Palabra el Senador: Álvaro Uribe Vélez!

Hay personas, dirigentes políticos, funcionarios del gobierno y grupos ilegales a los que abruma e incómoda el inmenso prestigio del ex-Presidente de la República y ahora Senador Álvaro Uribe, que no se limita a su país natal Colombia, sino que se extiende por el Continente Americano.

Es tal su gallardía, su estatura histórica y su claridad conceptual, que sus adversarios los Castrochavistas en Venezuela, País donde resido, y sus homólogos en Colombia, no les queda otro camino para atacarlo, difamarlo y calumniarlo, que recurrir a toda suerte de suspicacias o de bajezas, y ¿porque lo hacen?, porque es la figura política más comprometida con la Democracia y la libertad en nuestra región, y ahora es el máximo líder del Centro Democrático, primera fuerza política en Colombia, que goza del respaldo de 7 millones de hombres y mujeres que se resisten a vivir en un régimen como el que gobierna a Venezuela.

Ahora le toca al Senador: Álvaro Uribe, convocar a todos los ciudadanos unidos en el amor por Colombia, para iniciar la consolidación de un nuevo instrumento de acción política como lo es el Centro Democrático, que sea garantía de ser la voz del tiempo presente y el porvenir de Colombia, que sea un instrumento de lucha que este deslastrado de toda desviación clientelar y no sea el refugio de oportunistas, ni el trampolín de comerciantes de la política que logran cargos de dirección o de representación no precisamente por méritos, que no poseen.

El Centro Democrático tiene que ser un partido de principios, fundamentos e ideales, inspirado en un Estado democrático, de contenido profundamente humanista, ubicado en las modernas corrientes de la centro -derecha reformista, que en el mundo trabajan por la defensa de las personas, su dignidad, sus bienes y su libertad, para construir una sociedad verdaderamente capaz de integrarse, política y económicamente a una comunidad internacional que tenga como fundamento el respeto absoluto a los derechos humanos.

Para lograr consolidar este maravilloso objetivo, necesitamos de dirigentes con ideas muy claras, metas muy precisas, confianza en su propia autenticidad, coraje para no amilanarse ante los peligros y amenazas que ahora son mayores, y voluntad de acercarse en forma leal a todos los hermanos que confrontan nuestros mismos problemas o quizás aún más graves, y esperan mucho de nosotros.

En esta campaña electoral que finalizó, el Presidente y su gobierno derramaron sobre la honra de nuestros líderes las peores injurias y faltaron deliberadamente a la verdad, el ventajismo, los recursos del estado, la presión de las FARC, y algunos cambios de última hora en la estrategia y el discurso, influyeron de manera notable en los resultados y, es cierto que en la democracia la mayoría es determinante cuando se expresa dentro de la ley, pero también es cierto que si esa mayoría se logra con una colcha de retazos de diferentes intereses, con acciones plagadas de irregularidades y mentiras, entonces no se dignifica el sistema ni se respeta a los ciudadanos, por el contrario se deshonran los actores de tan maloliente triunfo.

Los Colombianos tenemos un gran reto que estamos dispuestos a asumir, contamos con un poderoso instrumento de lucha que es el Centro Democrático que requiere de estatutos, principios y fundamentos ideológicos y tenemos de nuestro lado al mejor de los Colombianos, ¿qué haremos?, ¡tiene la palabra el Senador: Álvaro Uribe Vélez!

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Buscar

Facebook

Ingresar