Convención fundacional del Centro Democrático

Convención fundacional del Centro Democrático

El próximo martes 15 lo que fue un movimiento significativo de ciudadanos, el Centro Democrático, se convertirá en partido; para ello se ha convocado a su Convención fundacional, con la finalidad de la aprobación de sus estatutos.

Hemos repetidamente tocado este asunto en esta columna, pero es que no nos cansamos de recalcar la gran importancia de aprobar unos  estatutos que postulen lo que debe ser el Centro Democrático, un partido que diáfanamente se rija por una democracia interna vigorosa, por un pluralismo que acepte tendencias dentro de la disciplina institucional, que tenga como norte una doctrina y que ésta se exprese en una plataforma programática muy bien sustentada y ejecutada.

Es por ello que en el Centro de Pensamiento Primero Colombia, hemos llegado al consenso de lo que deben ser los pilares básicos de la vida partidista dentro del Centro Democrático, y entiendo que éstos han sido bien acogidos por la comisión encargada de la elaboración del proyecto de estatutos a ser presentados ante la Convención fundacional.

Estos principios básicos del Centro Democrático se expresan de la siguiente manera:

“La autoridad del Partido emana de sus militantes y se rige por los principios universales de la democracia.

El Partido es la máxima autoridad y quienes ocupen cargos de dirección o de representación popular deben ceñirse estrictamente a los lineamientos del mismo.

En las elecciones para los cargos del Partido, quienes aspiren a los mismos, la única condición es ser miembro activo del Partido y se someterán en condiciones de igualdad a la voluntad mayoritaria del Partido”.

Confío plenamente en que con el liderazgo de Uribe la Convención fundacional aprobará unos estatutos que impidan la repetición de la funesta experiencia del partido de la U: un partido de caciques, manejado sin doctrina ni programas, entregado a la política clientelar desde una cúpula central establecida en Bogotá. Por el contrario el Centro Democrático tiene la vocación histórica de ser el modelo del partido colombiano del siglo XXI, por lo tanto  él será un partido, democrático, pluralista, programático, basado en el poder de sus bases, con una dinámica participativa en toda la geografía del país y en donde sus dirigentes y elegidos a cargos públicos, son servidores encargados de servir al pueblo guiados por los principios del partido.

Estoy plenamente  convencido que bajo el liderazgo del Presidente Uribe el Centro Democrático ratificará en los próximos eventos políticos y electorales ser la primera fuerza política del país, empeñada a hacer una férrea oposición al intento de implantar el castrochavismo en Colombia y dispuesto a que el país retome el rumbo que tenía bajo el mandato de Uribe, guiados por los principios ideológicos del Centro Democrático, que son el pensamiento político de Uribe, es decir, Seguridad democrática la Confianza inversionista, la Cohesión social, el Estado austero y descentralizado y el Diálogo popular.

Director editorial pensamientocolombia.org

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Buscar

Facebook

Ingresar