Gritos De Protesta En La Frontera

Gritos De Protesta En La Frontera

El abandono al que han sometido Santos y Maduro la frontera entre Colombia y Venezuela, es una deuda que tarde o temprano deben pagar, porque ni los colombianos son enemigos de Venezuela, ni los venezolanos son enemigos de Colombia, por el contrario somos hermanos unidos por  enormes abrazos de hierro y de concreto llamados puentes internacionales: Simón Bolívar y Francisco de Paula Santander, y en honor a estos héroes y en defensa de los habitantes del sector, alzamos nuestra voz de protesta y de inconformidad por la negligencia, desidia y descuido en que tienen a todos los pobladores.

Maduro y Santos, así como sus representantes en los poderes públicos dieron la espalda a nuestros planteamientos, estamos sometidos en la frontera a los atropellos diariamente por parte de los dos gobiernos, con amenazas, intimidaciones, acusaciones y abusos de autoridad; No hay instancia gubernamental nacional, regional ni departamental, que no se haya convertido en cómplice de la destrucción del desarrollo de la economía familiar de los habitantes de la zona.

En el proceso electoral colombiano fuimos todos a votar para cambiar y poder salir de la crisis, y en apariencia se trató de unas elecciones democráticas, pero a pesar de que todo parecía ajustarse a las normas de ley, los electores tanto del lado colombiano como del lado venezolano pudimos comprobar la forma amañada en que utilizaron los dineros y las influencias del Estado para ganar las elecciones, traficaron aquí y allá con la pobreza de la gente y le torcieron el pescuezo al espíritu de la democracia comprando testigos y jurados, y el cambio esperado fue truncado por la canalla.

Del lado venezolano politizaron la producción de alimentos, de tal manera que acabaron con la mayoría de éstos y los acaparan los jefes del gobierno, no se consigue nada, los precios de los pocos que se consiguen son altísimos, los hombres y mujeres de la frontera en lugar de comprar parecen saquear en los supermercados por las trifulcas que se arman, se pelean por un pollo, un rollo de papel toilette, una bolsa de leche, una paca de harina pan, unas hojillas de afeitar o un litro de aceite de comer.

Aeropuertos cerrados, desempleados trabajando en la economía informal, almacenes quebrados, locales en alquiler, dificultades para la importación y exportación, la moneda venezolana totalmente devaluada y la inflación hace estragos en la dieta del consumidor.

Mientras todo esto sucede, reclamamos respeto y consideración para todos quienes aquí habitamos, esperamos terminen el puente internacional entre Tienditas y Villa Silvana, ofrecido y presupuestado desde hace 4 largos años por Hugo Chavez y Juan Manuel Santos, quienes prometieron entregarlo en el primer semestre del 2011 y nada que lo terminen, solicitamos un puerto libre comercial e industrial y de servicios, el desarrollo del sistema de autopistas y anillos viales de interconexión fronteriza, la carretera expresa bi-nacional, la Universidad de la frontera, programas de integración y que los dos gobiernos permitan el desarrollo comercial y presten facilidades crediticias al comercio y a la industria.

En la frontera hasta los gobiernos de Rafael Caldera y Álvaro Uribe, vivíamos armoniosamente, y nuestras economías marchaban de manera prospera y futurista, pero llegó el desastre causado por Hugo Chavez, Nicolas Maduro y Juan Manuel Santos, y las persecuciones políticas, la presencia de grupos irregulares y el atropello de la Guardia Nacional de Venezuela, nos han causado un grave daño a todos quienes vivimos en la zona, convirtíendola en una pesadilla manejada desde Caracas y Bogotá por los principales responsables: Santos y Maduro.

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Buscar

Facebook

Ingresar