¿Qué contiene el Congreso que se instala el 20 de julio?

¿Qué contiene el Congreso que se instala el 20 de julio?

Antes de iniciar cualquier análisis acerca de la composición del próximo Congreso y de su influencia en la marcha del próximo Gobierno que se instala el 7 de agosto, debo empezar por un incidente que nos debe poner a pensar acerca de la nueva Unidad Nacional.

Al partido de La U, el de Santos le corresponde la Presidencia del Senado de la República. Armando Benedetti y el novicio senador Lizcano eran los dos más opcionados en llegar a esta dignidad. Pues bien, la semana pasada resolvieron insultarse mutuamente, descalificarse el uno al otro y como si faltara algo, resolver el conflicto a los puñetazos. Vergonzoso espectáculo de quinta categoría protagonizado por dos aspirantes al tercer cargo más importante de la nación. Como decía mi abuela: “si ese es el desayuno, cómo será el almuerzo”.

La llegada del expresidente Uribe le dará altura a la contienda. Llega con 20 senadores y 19 representantes como la segunda fuerza política del país pero por fuera de la coalición de Gobierno. Veteranos ex candidatos presidenciales como Horacio Serpa y Antonio Navarro, sin duda le darán también altura al trabajo y al debate.

El presidente Santos tenía en el Congreso que ya termina una mayoría superior al 80 % y no fue capaz de sacar avante las reformas educativas, pensional, política, de la salud y la de la justicia que se convirtió en el episodio más vergonzoso de ese Congreso. A veces pretender quedar bien con todo el mundo se convierte en quedar mal con todos. Fue clara la falta de liderazgo de Santos y su poca eficiencia gerencial. Mucha politiquería, mucha imagen, mucha cosmética.

El Centro Democrático hará una oposición racional y propositiva presentando propuestas y apoyando lo que se debe apoyar. La izquierda que votó por Santos ha sido muy clara en que ahí término su compromiso; apoyan todo lo de la paz pero distantes a kilómetros del Gobierno que arranca y de sus planes y propuestas. Será sin duda un Congreso más deliberante, menos unanimista, ojalá más efectivo y con más altura. Digo ojalá porque si Benedetti y Lizcano dirimen sus diferencias a madrazos y puñetazos, pues, no se ve de buen pronóstico el accionar de la famosa Unidad Nacional. Para terminar, también será un elemento perturbador en el accionar del nuevo Gobierno el que haya tres aspirantes a la próxima Presidencia.

Germán Vargas de la Unidad Nacional, Mauricio Cárdenas del partido Conservador y Gustavo Petro por la izquierda.

Todos utilizarán el trampolín del Gobierno y el presupuesto nacional para ganar adeptos. Veo desde el inicio más politiquería que gestión gubernamental y ejecución de obras. Y me late que la competencia no empezará el 7 de agosto de este año. Pero sí un día después. No lo duden.

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Buscar

Facebook

Ingresar