¿QUE PASO CON LAS VENAS ABIERTAS DE AMERICA LATINA?

¿QUE PASO CON LAS VENAS ABIERTAS DE AMERICA LATINA?

En 1971 el ensayista Uruguayo Eduardo Galeano, escribió el libro titulado “las venas abiertas de América Latina” que ante la complejidad que vivía la región, por los conflictos sociopolíticos de aquel entonces en diferentes países, no tardo en convertirse en una fuente de inspiración para la llamada izquierda, pues desde puntos de vista miserabilistas, fatalistas y revanchistas, ahí estaba una nueva biblia que respondía a las inquietudes desde hace 500 años, tomando el sur del rio Bravo hasta la Patagonia, sin embargo su autor en el pasado mes de abril en la  bienal de libro en Brasilia, dijo que no volvería a leer este ensayo, porque lo considera pesadísimo, indicando que fue escrito, sin conocer debidamente sobre economía política, además agrego “esa prosa de la izquierda tradicional es pésima”

Aunque ha sido muy poca la atención que se le ha prestado al asunto, quedándose algunos medios de comunicación en querer explicar, solo desde una mirada literaria la cuestión, lo cierto es que la cosa tiene más fondo, recordando que fue tan significativo el ensayo para la izquierda, que Hugo Chávez a la sazón Presidente de Venezuela le regaló un ejemplar al mandatario estadounidense Barack Obama en la quinta Cumbre de las Américas realizada en Puerto España, capital de Trinidad y Tobago del 17 al 19 de abril del 2009, lo cual demuestra la importancia que le dan a la obra los seguidores del Socialismo del Siglo XXI, los cuales reciclan desechos del marxismo leninismo repudiados en Europa con la caída del Muro de Berlín, para implementarlos en nuestras naciones.

Eduardo Galeano reconoce que la izquierda ha cometido errores muy graves, y aunque no se arrepiente de haber escrito la obra, esboza que es una etapa que para él, está superada, lo cual plantea claramente sin temor a ser desmentido que las venas abiertas de América Latina, ya no tiene vigencia, igual que sucede con el comunismo totalitario, al cual le ponen otros ropajes especialmente en países como Venezuela, Ecuador, Bolivia y Nicaragua, pero como dice el adagio “la mona aunque se vista de seda, mona se queda” así que el ensayo de Galeano, recibe el entierro de su propio autor, pues sería insensato insistir en su lectura si su creador no lo quiere leer, pero si la llamada izquierda con sus diferentes pelambres, le hace referencia como texto infalible, cae en aberrante acto de cretinismo, de la misma manera los profesores tan dados al facilismo, ya que durante décadas se le hizo leer a los alumnos, es bueno que se esfuercen un poquito y piensen en otros obras.

Las venas abiertas de América Latina es un libro descontextualizado, no solo porque su autor, se hace una autocritica, sino porque pretende desde la  línea marxista, impulsar un ajuste de cuentas para vengar todas las injusticias cometidas, desde el descubrimiento de América hasta nuestros días, invocando la lucha de clases, para realizar la venganza histórica, tomando de chivos expiatorios a quienes no se someten a los dogmas del comunismo totalitario, en donde “el imperialismo norteamericano” es el enemigo a vencer, pues este es el que debe de responder por los sufrimientos de 500 años, olvidando que ese imperio se desentendió de Latinoamérica hace mas de 38 años al encontrar mano de obra regalada en China para sus transnacionales quienes en contubernio con el partido comunista Chino no solo superexplotan a los trabajadores de la nación Asiática repartiéndose la plusvalía, sino que fueron los impulsores del llamado neoliberalismo que busca incrementar las ganancias del capital financiero internacional, mediante el agio, así que la receta miserabilista del marxismo leninismo con las venas abiertas de América Latina, no tiene ni defensa ni vigencia.

Otro tópico que olvidó Galeano en su obra, que no se puede pasar por alto, es que la mayoría de los diferentes pueblos de la tierra, han padecido calamidades iguales o superiores a las de Latinoamérica durante centurias y milenios, en África, Asia y Europa, ya que las desgracias y sufrimientos producto de la mano del hombre no son exclusivas durante la historia de la humanidad únicamente de nuestra región, así que con las venas abiertas de América Latina por su simplicidad, el autor afirma “no sería capaz de leerlo de nuevo, caería desmayado”

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Buscar

Facebook

Ingresar