Maduro frente a la caída del petróleo

Maduro frente a la caída del petróleo

El mercado le está jugando una mala pasada al régimen de Nicolás Maduro.

La caída de los precios del petróleo podría causar la eliminación de los subsidios gubernamentales a la gasolina, gracias a los cuales el combustible en Venezuela tiene un precio muy bajo, entre dos y tres centavos el galón.

Si eso sucede, habría una subida del precio de la gasolina, que aun cuando fuera gradual, tendría un impacto devastador en el nivel de vida de la población venezolana y en el gasto del consumidor, ya bastante perjudicado por la forma errática en que el régimen chavista ha manejado la economía.

Y la reducción de los precios internacionales del petróleo también podría rebajar la influencia de Caracas en el continente, si los países que hasta ahora han recibido las dádivas petroleras del régimen chavista a cambio de respaldo político ya no sienten la necesidad de seguir dependiendo del petróleo venezolano subsidiado. Esto sería un duro golpe para la política exterior bolivariana, que necesita el apoyo continental para apuntalar su poder, mantener su retórica confrontacional con Estados Unidos y conseguir victorias como la reciente elección a un escaño en el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas.

El alza de la gasolina ocurriría en un momento de franco declive del régimen venezolano. La impopularidad de Maduro está en pronunciado descenso, y de acuerdo con los resultados de diversas encuestas, una mayoría de la población considera que la situación del país es mala. Según una encuesta nacional de la firma IVAD, el 49.1 por ciento de los entrevistados dijo que no confía en que Maduro sea capaz de resolver los problemas de Venezuela.

Los venezolanos sufren una de las tasas de inflación más altas del mundo, junto con la escasez de productos básicos, causada por la deficiente gestión gubernamental y la falta de incentivos de un sector empresarial acorralado por las políticas del Estado. Y lo peor: no hay la menor señal de que esta situación de penuria pueda cambiar en el futuro cercano, mucho menos con un alza en la gasolina. El malestar social irá en aumento.

Paradójicamente, el petróleo, que fue el pilar en que se basó el populismo del difunto Hugo Chávez, podría acelerar ahora la decadencia de ese modelo que Maduro heredó y no sabe cómo preservar.

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Buscar

Facebook

Ingresar