No me trago ni un anca de rana

No me trago ni un anca de rana

Voy a hacer excepcionalmente corto en este escrito porque me da excepcional pereza estar una vez más contra la corriente y ver que el “establishment” no se traga sapos sino mastodontes, alucinados por discursos bellos de bellacos.

Hace 20 años Mendoza, Montaner y Vargas Llosa publicaron el “Manual Perfecto del Idiota Latinoamericano” ahora publican una versión actualizada del Mismo “Últimas Noticias del Nuevo Idiota”, que lástima da que la situación se ha tornado muy diferente en esos 20 años, ellos advertían el peligro del Foro de Sao Paulo, hoy éste es mayoría gubernamental en el continente.

¡Y cómo no lo va a ser si el principal candidato de la oposición a éste en uno de los principales países asediados por el Foro no tenía ni idea de su existencia y tuvo que ser informado por un extranjero de ello! ¡Cómo es posible que un Ex ministro, Senador y candidato presidencial de la centroderecha en 20 años no haya leído semejante obra doctrinal en contra de lo que llamo el neo autoritarismo populista latinoamericano!

Eso explica la complacencia con un neo dictador como considero a Juan Manuel Santos, pues no hay ninguna norma constitucional que lo autorice ni le permita la entrega del Estado a un grupo narcoterrorista. Cierto es que la Constitución establece como deber la prosecución de la paz, pero cualquier estudiante de Derecho Constitucional de primer año, entendería que este deber se debe entender como la obligación del Estado a asegurar que sus ciudadanos vivan en paz, justamente por la acción del MONOPOLIO DE LAS ARMAS POR EL ESTADO.

Jamás se podría entender ese deber de garantizar la paz como una rendición del Estado ante un grupo narcoterrorista armado queriendo imponer sus reglas ante el 99% de la nación, y todo por la egolatría de un dandy jugador de póker que jamás ha sudado una gota en defensa de la democracia, ni nada, pues todo lo ha conseguido por herencia o por la misma bellaquería de los hoy sus nuevos mejores amigos, y que ahora cuando esos criminales de lesa humanidad dicen que como efectos colaterales de su lucha revolucionaria víctimas civiles han tenido el error de ser víctimas ¿ error de que las Farc han puesto minas en la puerta de sus escuelas o en medio de sus campos de football? ¿Error de ser reclutados a su tierna edad de 9-10 años, y ser violados sexualmente y cuando se quieren escapar ser mutilados o fusilados? ¿Error de poner minas quiebras patas? ¿Error de fusilar a todos los feligreses a una misa? ¿Error secuestrar y fusilar a más de una decena de diputados de una asamblea legislativa? ¿Error tener secuestrados y vejados en un campo de concentración a figuras como Mendietta y Rojas y hoy negarles el rol de víctimas?

El gran error es el de la sociedad colombiana de creer lo que el facineroso Presidente dice que a las Farc hay que creerles, a narcoterroristas jamás  hay que creerles y mucho menos a ególatras políticos que entregan el país en manos de esos criminales de lesa humanidad.

Por eso en vez de “tragarme el sapo” que me pide el traidor al mandato popular, digo que ni por suculentas que son ni un anca de rana le comeré ese traidor y a los narcoterroristas y criminales de lesa humanidad de las Farc.

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Buscar

Facebook

Ingresar