Justicia politizada es injusticia

Justicia politizada es injusticia

Los gobiernos de Venezuela y Colombia en lugar de atacar y condenar a los terroristas, secuestradores, asesinos y violadores de derechos humanos, arremeten contra la oposición democrática que tiene seria posibilidad de triunfo en los procesos electorales a efectuarse este año tanto en Colombia como en Venezuela, y no es por casualidad este ataque violento, es que las encuestas más serias realizadas en los dos países le dan una amplia posibilidad de triunfo al Centro Democrático en Colombia y muestran la consolidación en Venezuela de la oposición como la alternativa frente al gobierno Castro – Madurista.

Es muy extraño que en Colombia donde los últimos años se han asesinado más de 200.000 personas, se han cometido centenares de masacres, personas desaparecidas, torturas, secuestros, mutilados, violados y miles de desplazados como consecuencia del conflicto creado por los terroristas de las Farc, el Fiscal General de la Nación este ocupado solo de perseguir a dirigentes opositores, personalidades y líderes del Centro Democrático, organización política consolidada con fundamentos y principios ideológicos, liderada por el gran Colombiano Dr. Álvaro Uribe y con el respaldo según el último proceso electoral de siete millones de votantes, dispuestos a dar el todo por el todo por la restauración moral de Colombia.

En Venezuela el gobierno utiliza el poder judicial para apresar a los líderes de la oposición democrática e intimidar a sus seguidores y es allí donde surge la injusticia, a partir de la inversión de los valores, no condenan a los culpables, aplican la ley de una manera negligente que es lo mismo a no hacer justicia, algunos jueces se prestan para la ilegalidad, la mala conducta y el abuso de poder, dándoles beneficios a los amigos del gobierno en perjuicio de los líderes opositores.

En Colombia el Fiscal General de la Nación con vídeos y declaraciones forjadas, con pruebas falsas y sin mérito alguno, persigue a la dirigencia opositora y con estas pruebas amañadas pretende liquidar el liderazgo decente y emergente aplicando una justicia servil, manchada y con herramientas propias para una maniobra al servicio de la clase política gobernante, sin respeto a la verdad, al amor al prójimo y a la ética, lo que reclama de los Colombianos un cambio de actitud ante las injusticias y el único camino es el cambio de las estructuras de justicia y el respaldo a los candidatos del Centro Democrático en el próximo proceso electoral.

Quienes vivimos en plena frontera Colombo – Venezolana y estamos siendo víctimas de la justicia politizada en los dos países, estamos en la obligación moral de unirnos para votar por quienes eliminen de una vez por todas estas conductas aberrantes y en la frontera estamos comprometidos en este propósito, porque la injusticia existe cuando se le permite a los gobernantes desconocer los derechos de los demás, y la condena de los pueblos por estos delitos cometidos por quienes nos gobiernan es el castigo en las urnas electorales para estos violadores de los derechos de los individuos como de la sociedad en su conjunto.

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Buscar

Facebook

Ingresar