Asalto de Nicolás Maduro a la soberanía Colombiana

Asalto de Nicolás Maduro a la soberanía Colombiana

El régimen Venezolano que preside Nicolás Maduro, aprovechando que es mediador en los diálogos de la Habana entre las Farc y el Gobierno Colombiano, paso la cuenta de cobro y le dio una bofetada al ejecutivo nacional, al promulgar el decreto 1787 del 26 de mayo por el cual se crea y activa las zonas operativas de defensa integral marítimas e insulares, el cual incluye aéreas marítimas pendientes de delimitar con Colombia, patentizándose que los neocomunistas que manejan al vecino país asaltan la soberanía y dignidad Colombiana, a pesar de que el gobierno de Santos se ha preocupado por sostener una relaciones amistosas en los últimos 5 años, sin embargo la actitud hostil hacia nuestra nación quedo certificada.

Aunque el gobierno Colombiano atraves de su cancillería le solicito a Venezuela el pasado 17 de junio, adoptar las medidas necesarias para corregir el decreto firmado por Nicolás Maduro, se sabe que la camarilla chavista esta envalentonada con Colombia por las negociaciones de la Habana, ya que los cabecillas de las Farc son cómplices del el régimen Venezolano, como ocurrió en el litigio con Nicaragua en donde el país perdió 72 mil kilómetros cuadrados de mar territorial, subrayando que la narcoguerrilla apoya a Daniel Ortega presidente del país Centroamericano, importándole un bledo la soberanía patria, porque para la secta marxista la patria es un cuento con el que se engaña a idiotas, pues lo que les interesa es el poder.

El fracaso del socialismo y la revolución en Venezuela es absoluto, después de 16 años de chavismo en donde se destruyo el aparto productivo y a ello hay que agregar que frente a las elecciones para conformar la asamblea nacional en diciembre, que las puede perder el régimen, Maduro pretende crear un chovinismo hirsuto no solo frente a Colombia sino ante Guyana, por el prolongado litigio con el territorio del esequibo en donde el vecino del oriente le ha dado un contrato a la Exxon Mobil para que explote petróleo en la la excolonia Británica en límites con Venezuela, por ello Maduro monta una patraña internacional para no perder las elecciones, tratando de esconder la miseria económica y social que sufre la tierra de Bolívar.

No se puede pasar por alto que potencias como China y Rusia pueden estar estimulando a Venezuela, para que le arrebaten a Colombia sus derechos marinos en el golfo de Coquivacoa por el petróleo y gas que tiene esa zona geoestratégica, entonces así como Colombia perdió una inmensa cantidad de mar territorial en el Caribe frente a Nicaragua situación que fue orquestada por China en la corte internacional de justicia de la Haya, no es extraño que las potencias anteriormente mencionadas aúpen al régimen Venezolano para que las aguas marinas y submarinas que están en litigio en la Guajira, pasen al vecino y Colombia se quede solamente con lo que se conoce como costa seca.

Llama poderosamente la atención que la denominada izquierda matriculada en el comunismo totalitario y proclive a las Farc, que lanza loas a favor del proceso de paz en la Habana y acusa a quienes cuestionan la forma en que se llevan a cabo las negociaciones, tratándolos como enemigos de la paz, se calla ante semejante agresión en contra de Colombia, claro que no se puede esperar más de los seguidores de la deformidad marxista leninista cuyos intereses no son nacionalistas y la soberanía de la que tanto alardean es una treta para apoyar a fuerzas foráneas que se identifican con sus dogmas, sabiendo que los comunistas totalitarios son traidores por naturaleza, porque hay que recordar al sátrapa de Lenin que en un acto de felonía entrego parte de la patria Rusa a los Alemanes en la primera guerra mundial con el tratado Brest-Litovsk de 1918,para consolidar a los bolcheviques en el poder, por ello en esta crisis con Venezuela hay que ponerle la mayor atención a las Farc y a sus adláteres.

Pero contrario a la posición sinuosa de la llamada izquierda, la confederación general del trabajo CGT, que preside Julio Roberto Gómez y que en Colombia es la organización social con mayor capacidad de movilización de manera patriótica se pronuncio haciendo un llamado al gobierno nacional para que haga respetar las fronteras marítimas y terrestres frente a las inaceptables maniobras de Venezuela, así mismo hay que destacar el talante democrático, solidario e internacionalista de la central sindical en la 104 Conferencia de la OIT (organización internacional del trabajo) en Ginebra Suiza por la persecución del gobierno Venezolano a los trabajadores y empresarios al no haber dialogo social, con lo cual es muy posible que se traslade un comisión de encuesta hacia esa nación, demostrándose que el régimen neocomunista Venezolano es enemigo de los trabajadores y enemigo de Colombia por sus actitudes dictatoriales.

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Buscar

Facebook

Ingresar