Caos en Florencia por visita presidencial

Caos en Florencia por visita presidencial

El Estado es real cuando tiene el control de su territorio, de lo contrario tiende a ser sustituido por pandillas criminales, llámense como se llamen; fue lo que aconteció la semana pasada en el Caquetá, cuando fueron masacrados cuatro militares por criminales que actúan como si fueran el Estado, pero al margen dela patria, imponiendo su propia ley.

Las promesas del presidente Santos son ilusorias, llegó a Florencia guiado por expertos manipuladores, que en los últimos cinco años han tratado de doblegar la voluntad de los caqueteños, manipulando como siempre; ahora volvió a lo mismopor la compleja situación de orden público que atraviesa nuestro departamento, creyendo que su presencia revela orden, cuando es todo lo contrario, en el Caquetá la gente no le cree, (lo vimos en las elecciones presidenciales), porque viene a manejar su anarquía concertada con subalternos que tienen que ser de su mismo pensar y actuar, aparentando orden, un orden impuesto por el miedo y el terror de algunos de los que componen su aparato.Lo he dicho desde hace rato, nos está vendiendo, nos está entregando y por lo tontos que somos, nos estamos dejando.

Por ahora, al menos, debería hacer que el estado exista, volviéndolo visible, de lo contrario, lo único que percibimos es un simple territorio de impúdicos personajes, desde su cabeza, pasando por todo el organigrama. Su felonía, su narcisismo, su incapacidad para seguir principios y agradecer favores recibidos de la Seguridad Democrática, han sido los rasgos que mejor caracterizan su personalidad. De ahí, que no siente culpa ni vergüenza en traicionar a quien sea, cuando conviene a sus intereses. En él, por consiguiente, no aparece remordimiento, ni sentimientos de culpa cuando acciona para aprovechar la debilidad de sus amigos, sin importar la bajeza de la acción ni a quien pueda perjudicar con ella.

Es lamentable que en el Caquetá por un porcentaje pírrico de respaldo que recibe, éste desborde los usos civilizados y llegue a Florencia sólo a crear el caos en el transporte y todas nuestras actividades.

Con el rechazo pacífico a su visita, los florencianos consideramos más que suficiente, dejar claramente establecido como sociedad que necesitamos cambios cualitativos moralizantes de la democracia y será el 25 de octubre cuando el pueblo caqueteño confirme su sentir.

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Buscar

Facebook

Ingresar