Conciencia cívica: Centro del pensamiento

Conciencia cívica: Centro del pensamiento

El 30 y 31 de mayo asistí en Bogotá, al seminario taller, organizado por el Centro del Pensamiento cuyo Director Ejecutivo Fernando Alameda, no ahorró esfuerzos, atento y centrado en que se analizaran integralmente el cuidado y cumplimiento a los estatutos que rigen la vida jurídica del Centro Democrático con miras al proceso electoral que se avecina y más concretamente, como proyectar su crecimiento.

Contó con nutrido grupo de participantes en representación de todo el país, hombres y mujeres conocedores de la problemática política en cada departamento. El salón siempre estuvo colmado; fue engalanado con la presencia de Paola Holguín, Margarita Restrepo, José Obdulio Gaviria parlamentarios y el domingo nos acompañó con su voz de aliento el expresidente y senador Álvaro Uribe Vélez.

Muchos fueron los temas ventilados que abarcaron desde la precampaña hasta procesos posteriores al acto de votación de octubre, proyectando el Centro Democrático como un partido con inmenso futuro.

Alta fue la calidad de los asistentes, académicos y expertos sindicalistas que también hicieron presencia, corroborando la voluntad del electorado de participar en los comicios del 25 de octubre.

A nivel regional, cada candidato del Centro Democrático tendrá una lista de razones concretas por las cuales castigar al gobierno, en donde no queremos más Susanas, ni mas Víctor Isidros por sus pésimas administraciones, solo dejaron crónicos problemas económicos y de seguridad; todas ellas constituyen un prontuario que se encuentra en investigación, que desdice mucho; se demostró que los partidos políticos a que pertenecen solo se preocupan por conceder avales, sin investigar a qué clase de individuos se les otorgan.

Una vez más, el pueblo tiene la oportunidad, con sentido de pertenecía, cambiar alcaldes, alcaldesas, asamblea y concejos, que no supieron corresponder a sus anhelos, y aunque ya el vil metal empezó a circular en varias campañas, ha hecho que crezca aun mayor desconfianza, por los privilegios, abusos y ratería de los que están ayudando y acabando lo que es de todos. El erario.

Sobran razones que nos agobian para votar en contra de esas, que están escondidas en un proyecto caduco que ha pretendido cambiar independencia personal por sumisión estatal, el Caquetá no se detiene, abre caminos con ayuda del Centro del Pensamiento, con conciencia cívica que sirve de soporte permanente al Centro Democrático.

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Buscar

Facebook

Ingresar