Libertad de prensa en colombia es atacada por el Stalinismo

Libertad de prensa en colombia es atacada por el Stalinismo

León Valencia exguerrillero del Eln y actual columnista de la revista Semana, en la edición del domingo 31 de mayo, señalo a la periodista Claudia Gurisatti nueva directora de noticias RCN-Televisión, de estar poniendo el medio a favor de una causa política, igual que sucedía con NTN24 cuando lo dirigía, diciendo que era un órgano propagandístico para atacar día y noche a la izquierda Latinoamericana y propagar ideas de derecha, por lo cual habría que preguntarle a valencia ¿en los mismos términos alguna vez se ha referido al canal chavista panfletario de Telesur y a la libertad de prensa en Cuba?

León Valencia parece que no maneja bien los conceptos izquierda y derecha, porque desde la revolución Francesa en donde surgieron esos dos términos, la derecha se entiende como el grupo que defiende el statu quo y la permanencia a perpetuidad de un gobierno en el poder y la izquierda era todo lo contrario, entonces ¿Fidel Castro que ha parasitado durante 56 años con el estado Cubano de acuerdo a la revolución Francesa en donde lo ubicamos, en la izquierda o la derecha? Desde luego que en la derecha, pues por el hecho de pertenecer al engendro marxista, no necesariamente es de izquierda, por ello el columnista de Semana debería aclarar los conceptos antes de publicar.

También León Valencia insiste en un discurso anacrónico con respecto a los grandes medios de comunicación, que según él, hacen y desasen formando opinión a su antojo, subrayando que las nuevas tecnologías de comunicación han cambiado ese panorama en buena medida, ya que portales surgidos en Colombia hace pocos años como Minuto30 y las 2orillas superan en visitas y lecturabildad diaria en internet a algunos de los llamados grandes medios, de acuerdo a la medición internacional de Alexa, además todo indica que a futuro la televisión, la radio y la prensa serán en un porcentaje mayoritario por Internet, pero no solo eso sucede en Colombia también en Venezuela en donde la dictadura a pesar de que persigue con virulencia a los medios afectos a la oposición, portales como la Patilla y el Nacional superan ampliamente a los medios oficiales, demostrando que una cosa es querer y otra poder y, que la distorsión que se hace con respecto a la audiencia es superada por la realidad.

Para el columnista de Semana, la obligación de un periodista es recoger todas las voces y el país debe de ser territorios de muchos colores, claro que eso se lo debería decir al grupo terrorista de las Farc que según Reporteros Sin Fronteras con sede en Paris, es uno de los mayores predadores de la libertad de prensa del mundo, por su persecución sistemática a los comunicadores que denuncian sus prácticas terroristas en Colombia.

Así que buscar amigos y enemigos de la paz dentro del periodismo, aparte de ser un método Maquiavelo y reduccionista que heredo el comunismo totalitario, es una inmensa injusticia, porque el fin del conflicto, no depende de los directores de los medios, ni siquiera de la buena voluntad del gobierno, tampoco de la comprensión de la sociedad, eso está en manos de la narcoguerrilla que le declaro la guerra al pueblo Colombiano hace 51 años para la toma del poder, siguiendo el esquema marxista leninista que como secta criminal y burocrática, considera que “salvo el poder todo es ilusión”

Según Valencia el canal RCN, con el nombramiento en la dirección del noticiero de Claudia Gurisatti, “está en contravía a esas transformaciones tan urgentes de la vida nacional y también puede ser riesgoso para el grupo empresarial” claro que las mediciones de teleaudiencia dicen todo lo contrario y el columnista está escribiendo con el deseo, además hay que preguntarle ¿Cuáles transformaciones? Serán las que quieren imponer las Farc en las negociaciones de la Habana para llevar a la población a la esclavitud política como ocurre en Cuba y Norcorea, Porque tampoco hay que olvidar que Hitler y Mussolini cuando aparecieron en el escenario político en Alemania e Italia, decían luchar por las masas empobrecidas, buscando cambios sociales y políticos, además se proclamaron como socialistas y revolucionarios.

Definitivamente León Valencia, no olvida su prosapia Stalinista cuando ataca a la nueva directora de Noticas RCN, vetando la línea editorial que tiene que ser respetada en la libertad de prensa, por ello las posiciones políticas y dogmaticas a ultranza que no permiten el disenso llevan al enajenamiento, y a la paranoia en contra de quienes están en las antípodas, por ello frente a la columna de la Revista Semana habrá que repetir las palabras de Voltaire “ la estupidez es un enfermedad extraordinaria, no es el enfermo el que sufre por ella, sino los demás”.

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Buscar

Facebook

Ingresar