Senador Gaviria dice que Colombia está entre el apaciguamiento de Santos y el colaboracionismo que le da la razón a Maduro

Senador Gaviria dice que Colombia está entre el apaciguamiento de Santos y el colaboracionismo que le da la razón a Maduro

En entrevista con Radio Revista Clarín de Medellín, el senador José Obdulio Gaviria aseguró que el país vive los dos momentos que conllevaron a la Segunda Guerra Mundial y que hoy se enmarcan en la crisis que se padece en la frontera con Venezuela.

En su diálogo, afirmó que Santos mantiene una posición de apaciguamiento, por lo que sostuvo que es cobarde; y que Samper y la extrema izquierda mantienen una posición de colaboracionismo con Nicolás Maduro, que terminan por darle la razón a todos los atropellos en contra de los colombianos.

La siguiente es la entrevista del senador Gaviria:

Clarín: Quisiéramos preguntarle su opinión sobre la situación que se está dando en estos momentos en las relaciones colombo venezolanas.

Fernando muy buenos días. He venido en otros medios de comunicación haciendo este análisis respecto a dos comportamientos políticos y todos ellos provenientes de situaciones que se presentaron en la Segunda Guerra Mundial.

La primera situación es sobre la apaciguación, no el apaciguamiento incluso, la apaciguación que es una palabra que no he mirado en la Real Academia, pero debe estar ya aprobada, y es producto de un comportamiento concretamente del jefe o dirigente político o de Estado más bien de Inglaterra, Chamberlain y de Francia respecto a las primeras actitudes expansionistas y agresivas de Hitler.

Se resumieron en que los dirigentes franceses e ingleses llegan a Alemania, a Múnich concretamente, y firman un acuerdo de paz que prácticamente generan una especie de jolgorio universal hasta el punto que nominan a Hitler como candidato al Premio Nobel en el año 1939 y que consideran que ese papelito firmado por Hitler es la garantía de que habrá total y absoluto moderación y comportamiento decente de Hitler.

Él lo que estaba preparando era la agresión y ese apaciguanismo entonces se convirtió en el sinónimo de la cobardía de los dirigentes políticos y estatales.

En la otra posición es la llamada colaboracionista y es el discurso de Pétain en la inauguración del gobierno colaboracionista de Francia con los Nazis y pronunciado en el año de 1939 también.

Entonces, esas dos posiciones se han expresado nítidamente en Colombia, la primera por parte del presidente Santos, por eso yo he dicho que es una posición cobarde, apaciguacionista; y la otra por parte del presidente Samper, expresidente Samper, secretario hoy de Unasur; y de algunos partidos por ejemplo el que representa Iván Cepeda en el Congreso que es prácticamente darle la razón al invasor, opresor, al agresor.

Y esa es la explicación de lo que nos ha pasado, el apaciguanismo de Santos ya pasó ayer él lo reconoce al llamar al embajador; y el colaboracionismo de Samper lo vamos a seguir presenciando en lo particular o los discursos de los sectores de la extrema izquierda justificando la agresión de Maduro y del partido Socialista Unificado de Venezuela que gobierna en Venezuela.

Lo que debe hacerse, y es lo normal, es lo que hoy en una encuesta del periódico El Tiempo dicen los colombianos debe hacerse, es decir una actitud digna de llamado a que organismos internacionales intervengan.

Clarín: Senador José Obdulio Gaviria Vélez, pero ante esta coyuntura definitivamente la encrucijada que nos asiste es que no confiamos ni en Unasur ni en la misma OEA y lo que es peor que a Venezuela le importan un divino hijo organismos como la OEA y entonces podría magnificar la que se ve venir como una posición provenezuela que emane de Unasur, o sea que nosotros estamos prácticamente acorralados y solos.

Sí, sobre todo acorralados por una trampa tendida por nosotros mismos, cuando digo nosotros pues es el Gobierno, y es el llamado proceso de paz de La Habana.

Eso es, digamos, una trampa que nosotros mismos tendimos y en la cual estamos ya inmersos, de la cual estamos prisioneros que también debemos tener presente.

Es verdad no estamos en una situación muy favorable, el terreno se ha ido abonando a favor de la apaciguacionismo y del colaboracionismo y, por lo tanto, la debilidad política nuestra es inmensa.

Tanto es así que cuando uno oye hablar a la Canciller no sabe si lamentar lo que está diciendo o enfurecerse uno mismo por lo que ella está diciendo.

Eso es el reflejo de lo que se aró, de lo que sembró y te doy toda la razón respecto al estado de cosas en las que estamos hoy sumidos.

Clarín: Senador, porque definitivamente la Canciller venezolana hizo lo que quiso con su homóloga colombiana en Cartagena antier, ¿no?

Y después ellos mismos narran cómo fueron objeto de burlas y de celadas como la de citar al Defensor del Pueblo colombiano, incluso llegar con los camiones todos juiciocitos y todos sometidos, a traer a nuestros compatriotas expulsados y ni siquiera los estaban esperando.

Esa es la política que siempre ha practicado el chavismo. Eso no debiera sorprendernos.

Lo que pasa es que Santos le había dicho a Colombia que el chavismo era muy bueno y el que era malo era el presidente Uribe que se había puesto a ofenderlos y a buscarles camorra, cuando la realidad es que Uribe única y exclusivamente lo que había hecho era defender la soberanía nacional.

Clarín: Y, además, están incurriendo en lo que no solo incurre Maduro y todo su combo de secuaces, sino en lo que ya se volvió universal sea cual fuere el régimen, políticamente hablando, el sistema macroeconómicamente hablando y es que la culpa de todo, absolutamente la culpa de todo, la tienen los medios de comunicación.

Sí, si claro, porque ellos, entre otras cosas, son antidemócratas no son demócratas. Esa es otra de las falacias del gobierno de Santos habernos hecho pensar que eran demócratas mal interpretados y que había, simple y llanamente, tener una buena relación con ellos y saber comprenderlospara tener una fluida relación.

Esa es una situación, Fernando, que no tenía ningún respaldo en los hechos.

Una cosa que te comento y que fue objeto ayer de la conversación mía con un periodista del periódico El Tiempo es que ellos andan detrás de una información que ya ha trascendido a través del New Herald y de algunos otros medios internacionales, creo que el ABC de Madrid también se ha referido al asunto, y es que el detonante, los polacos muertos para hablar en los términos del comienzo de la Segunda Guerra Mundial, que son los dos tenientes, un cabo y dos soldados la semana pasada, estaban vinculados a una lucha o una guerra entre dos grandes bandas criminales. Una con componente de la Guardia Nacional y la otra con componentes del Ejército de Venezuela por droga y por divisas, por dólares, incluso me dieron la cifra de 47 millones de bolívares llamados fuertes, como de dos millones o tres millones de dólares y algunos kilos de coca que fueron capturados por el grupo de personas o por la patrulla a la que pertenecían los oficiales y soldados asesinados y que hubo ahí una vendetta, una revancha, una –digamos- cobro de cuentas y por eso fueron asesinados.

Ellos están detrás de esas pruebas y me dicen que hay elementos ya muy cercanos a tener una crónica con el origen o el detonante del cierre de la frontera la semana pasada.

Clarín: Y recordemos que en este momento, hoy por hoy, la principal guarida de los capos del narcotráfico es Venezuela, no solo lo es de los grandes capos de la subversión de Colombia, sino que en razón de los negocios que tiene la subversión colombiana con el narcotráfico, hoy el terreno, digamos, expedito, la guarida que ellos tienen es  Venezuela pues allí, así como Santos es prisionero del proceso de paz, el señor Maduro es prisionero de las Fuerzas Armadas de su país, las mantiene en el bolsillo de cuenta de bonos trimestrales para la oficialidad de Policía y Ejército. Pero recordemos el caso de cómo Venezuela entró como al solar de su casa a rescatar a un general comprometido en asuntos del narcotráfico, que desde Aruba iba a ser extraditado a los Estados Unidos Norteamérica. Así las cosas, pues definitivamente ya sabemos cómo está actuando Venezuela en los patios de las casas vecinas.

Así es. Yo inclusive le recomendé al periodista del periódico El Tiempo que conociera un libro que recomiendo también por Clarín, y es el libro de Blasco, el corresponsal de ABC de Madrid en Washington, se llama ‘Bumerang Chávez’.

En él está narrado con detalles enormes y con explicación exacta de todo, como funciona el llamado ‘Cartel de los soles’, en el lado venezolano del Catatumbo. Allí hay una ciudad que se llama La Fría, que tiene una pista, un aeropuerto internacional de más de 2.500 metros y de donde despegan aviones jet.

Inclusive él narra un episodio donde hay una exportación de 7.000 kilos de cocaína desde ese aeropuerto propiedad de las Farc y del ‘Cartel de los soles’.

De manera que ese es un elemento importante que yo creo va a comenzar a pesar muy fuertemente y a revivir todo ese episodio que te acabaste de referir Fernando.

Clarín: Senador, como quisiéramos hablar hoy cuando llegue la vuelta España a la Alpujarra. Hoy comienza en firme esta competencia ciclística. Después de lo que nos ha deparado Esteban Chávez diríamos ya Colombia con creces participó en la vuelta a España, pero hoy comienza la vuelta a España para Nairo, para Sergio Luis Henao. Cómo quisiéramos tener este tema para solazarnos, para tener un gratísimo fin de semana, pero realmente es muy, pero muy complicada la situación que vive Colombia en estos momentos…

Pero sí, hagámosle a los oyentes que no sean muy interesados o expertos pero que están vibrando por el hecho que la gran competencia está hoy entre Chávez, quien podría entregar la camiseta y Nairo, quien podría estar postulándose como el más posible candidato a ser campeón.

Digámosle que son carreras de tres semanas y estas carreras de tres semanas tienen siempre el mismo esquema y es que la primera semana dice quiénes pueden ganar y quiénes no van a ganar; la segunda es un, dijéramos, un rodar y consolidar esas dos opciones, y la tercera, pues, definirla.

Y en esta primera semana evidentemente están los grandes, con excepción de Nibali, corriendo y mostrando que están todos ellos en capacidad de ganar la vuelta a España, pero el primero de ellos y que mejor ha rodado y el que más ansias y sed de triunfo ha mostrado es Nairo Quintana.

Además hoy es el día en que vamos a saber si está en condiciones o si sale de la baraja o cualquiera de los otros candidatos. La etapa de hoy es más que trascendental.

Clarín: El técnico de Movistar debe estar preocupado, si el líder del equipo es Nairo o si el líder del equipo es Valverde, algo así como la preocupación que debe tener Ernesto Samper en estos momentos: si su jefe es Nicolás Maduro o si su presidente o su jefe es Juan Manuel Santos. Ese debe ser el dilema que debe tener el técnico de Movistar Team al dilema que debe tener hoy Ernesto Samper Pizano, quien debe estar ya candidatizado por cualquiera universidad venezolana a ser declarado hijo hipónimo de Venezuela, ¿no?

Yo decía hoy que apenas pierda el puesto de Secretario General de Unasur con seguridad lo van a nombrar gerente de Teles. El hecho es que él ya tomó la opción Maduro, la opción del partido Socialista Unificado. Él está acompañado por Piedad Córdoba, por Iván Cepeda, por Petro, por la Unión Patriótica y ese tipo de partidos y, por lo tanto, con ellos vamos a tener siempre una situación clarísima  de colaboracionismo con el enemigo.

Puede escuchar la entrevista completa AQUÍ

 

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Buscar

Facebook

Ingresar