Cierran las puertas del futuro

Cierran las puertas del futuro

Transcurridos 16 años del oscuro período socialista en Venezuela los resultados están a la vista de todos, manejaron más dinero y poder que ningún otro gobierno en la historia de Venezuela y hoy estamos sin alimentos en los abastos, sin medicinas en las farmacias, y sin seguridad en las calles y en Colombia después de 6 años del gobierno de Santos, sin ninguna verguenza la clase gobernante permite que nos cierren las puertas del futuro en nuestra frontera cuando tenemos según cifras irrefutables 20% de desempleo y 80% de trabajo informal.

En Venezuela cierran aeropuertos, cierran refinerías, cierran la posibilidad de ascenso social a los trabajadores y obreros, cierran espacios de trabajo para los nuevos profesionales, cierran el acceso a las divisas a comerciantes y empresarios, cierran las vías de comunicación, cierran las ventas de baterías, cierran las ventas de repuestos para vehículos, cierran operaciones líneas de autobuses, cierran centros asistenciales por falta de equipos y de insumos y el gobierno amenaza con bajarle la santamaría al país.

En Colombia, crisis en el agro, crisis económica, crisis en la salud, crisis en la justicia, crisis por falta de seguridad, desempleo y vivienda, mientras el presidente Santos ocupa su tiempo en diálogos con las Farc, que solo permitirán llegar a unos acuerdos con  los irregulares, donde se abran las puertas a las mismas políticas que hoy se aplican en la Venezuela Castrochavista, para que sean aplicadas al noble pueblo Colombiano.

En Venezuela cierran fronteras y cierran empresas que han bajado su producción, pero permiten que pasen gandolas cargadas de gasolina, cemento, aceite, arroz y leche con la complicidad de los mismos que han permitido pasar maletas llenas de cocaína por el Aeropuerto Internacional de Maiquetía, ahora nos cierran la frontera para evitar el contrabando y el bachaqueo, esta medida irracional es como vender el sofá para resolver un problema de infidelidad.

La terrible situación que vivimos en la frontera no es culpa de Álvaro Uribe ni del imperialismo, ni de ninguna guerra económica, los únicos responsables de este desastre son Nicolás Maduro y Juan Manuel Santos, que entraron en estado de pánico porque la oposición democrática les está ganando las elecciones, no terminan de entender que al cerrarnos la frontera nos están cerrando las puertas del futuro a Colombianos y Venezolanos y frente a este atropello ¡La fuerza es la Unión!

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Buscar

Facebook

Ingresar