“Cualquier cosa que pase en la reunión con Maduro va a ser un desastre”: senador José Obdulio Gaviria

“Cualquier cosa que pase en la reunión con Maduro va a ser un desastre”: senador José Obdulio Gaviria

Ante la respuesta positiva que dio el presidente, Juan Manuel Santos, a su homólogo venezolano, Nicolás Maduro de aceptar reunirse con él para tratar el tema de la crisis de la frontera, el senador del Centro Democrático José Obdulio Gaviria anticipó que esa “reunión va ser un desastre”.

Si bien Santos dijo que dicho encuentro debe ser serio y constructivo, el senador Gaviria manifestó que “cualquier cosa que pase en la reunión con Maduro va a ser un desastre, porque su política –la del presidente colombiano- es la de la conciliación, absoluta conciliación”.

El congresista recordó que el Jefe de Estado se retractó de su actitud decidida que estaba asumiendo porque “estaba simulando”, en la medida en que consideró que en una reciente entrevista, el primer mandatario de los colombianos, cuando fue cuestionado sobre si la situación de la frontera meritaba una sanción o un fuerte pronunciamiento contra el vecino país, Santos –según manifestó el Senador- dijo que “no estamos buscando ni sanciones ni condenas a Venezuela, no creemos que sea el camino para soluciones duraderas a esta situación de la frontera, pero sí que el tema migratorio se tome como un problema del continente”.

Sobre esta posición, Gaviria manifestó que “creo que además de la política apaciguacionista, que es la que guía los comportamientos de esta ministra (la canciller María Ángela Holguín) y del Presidente, tienen una razón expresada y es el llamado proceso de paz”, del cual dijo: “Les da tanto susto que cualquier cosa ocurra en La Habana que de pronto se les desmorone esa reunión que lleva tres años de juerga y asumen que la furia de Maduro pueda conllevar la orden a las Farc que se acaben las conversaciones”.

Esta visión del senador Gaviria es respaldada por el expresidente Álvaro Uribe Vélez, quien recientemente dijo que “las Farc salieron a apoyar a Nicaragua y una de las causas por las cuales el Gobierno no enfrenta lo de Nicaragua, que nos está quitando 83 mil kilómetros de mar, es para no incomodar a las Farc, para que los de las Farc no se pongan bravos” y añadió: “La misma cosa por la que no enfrenta a Maduro. Hombre, el Gobierno pensó que iba a manejar un tigre con lechuga y hierbita. El tigre le recibe a uno la lechuga una o dos veces, pero después le manda un zarpazo y le arranca a uno un brazo o la mitad de la cara. Eso nos pasó y él decía que todo iba muy bien, iba muy bien hasta que el tigre tuvo hambre”.

El expresidente y senador Uribe recordó que “la crisis de Venezuela no empezó ayer, empezó hace varios años, lo que pasa es que la ocultaban y la ocultaban y Santos -por no indisponer a las Farc- no enfrenta a Maduro”.

El apaciguacionismo de Santos

A su turno, el senador José Obdulio Gaviria ha venido insistiendo en que Santos mantiene una posición de apaciguamiento, por lo que sostuvo que es cobarde; y que el expresidente Ernesto Samper y la extrema izquierda mantienen una posición de colaboracionismo con Nicolás Maduro, que terminan por darle la razón a todos los atropellos en contra de los colombianos.

Al hacer un recorrido histórico para sustentar sus tesis, el senador Gaviria comentó que “la primera situación es sobre la apaciguación es producto de un comportamiento, concretamente del jefe o dirigente político o de Estado, más bien de Inglaterra, Chamberlain y de Francia respecto a las primeras actitudes expansionistas y agresivas de Hitler”.

Remembró que “se resumieron en que los dirigentes franceses e ingleses llegan a Alemania, a Múnich concretamente, y firman un acuerdo de paz que prácticamente generan una especie de jolgorio universal hasta el punto que nominan a Hitler como candidato al Premio Nobel en el año 1939 y que consideran que ese papelito firmado por Hitler es la garantía de que habrá total y absoluto moderación y comportamiento decente de Hitler”.

Esto, según explicó, dejó claro que Hitler “lo que estaba preparando era la agresión y ese apaciguanismo se convirtió en el sinónimo de la cobardía de los dirigentes políticos y estatales”.

En otro foco de la historia, el congresista Gaviria explicó que “la otra posición es la llamada colaboracionista y es el discurso de Pétain en la inauguración del gobierno colaboracionista de Francia con los Nazis y pronunciado en el año de 1939 también”.

Por esta razón, según explicó Gaviria, “esas dos posiciones se han expresado nítidamente en Colombia, la primera por parte del presidente Santos, por eso yo he dicho que es una posición cobarde, apaciguacionista; y la otra por parte del expresidente Samper, secretario hoy de Unasur; y de algunos partidos por ejemplo el que representa Iván Cepeda en el Congreso que es prácticamente darle la razón al invasor, opresor, al agresor”.

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Buscar

Facebook

Ingresar