‘En mi trabajo no hay misterio, hay reserva’: Natalia Springer

‘En mi trabajo no hay misterio, hay reserva’: Natalia Springer

Defendió las investigaciones realizadas por su consultora y contratadas por la Fiscalía.

En entrevista con EL TIEMPO, Natalia Springer defendió los resultados de la asesoría de su firma, Springer Von Schwarzenberg Consulting Services, a la Fiscalía y explicó por qué aparece en su empresa el abogado Víctor Velásquez sin que él lo supiera.

¿Cuál es el aporte de su trabajo a las investigaciones de la Fiscalía?

Se circunscribe al análisis de los datos de las noticias criminales. El cruce global de esos datos ha generado información de enorme relevancia para la comprensión de los patrones de macrocriminalidad. Tradicionalmente hemos tratado los crímenes como actos singulares. Hoy estamos tratando de demostrar que en efecto existió una relación orgánica entre esos hechos. Es decir, elementos como la dispersión territorial, la amplitud y la sistematicidad de los ataques expresan que se trató no de una serie de crímenes aleatorios y por separado, sino producto de una intención, de una política explícita de ataque a la población civil.

¿Eso no lo podía hacer la Fiscalía con recursos propios?

Análisis de este tipo son propios de un equipo técnico interdisciplinario que hoy no tiene la entidad.

¿Cómo responde a las reservas expresadas por la unidad de contexto de la Fiscalía sobre su trabajo en el 2013?

Ese documento da cuenta de una situación que se dio con mi llegada a la Fiscalía y para comprenderlo habría que conocer la respuesta a esos oficios. No se entregaba ninguna información y se bloqueó todo acceso. Esa circunstancia cambió con el primer informe.

¿Por qué el misterio de la Fiscalía alrededor del producto de su asesoría?

No es misterio. Es reserva. Hemos invitado a que se conozca nuestro trabajo ampliamente. Contamos con insumos interesantes de otros trabajos que hemos hecho con otros fines que pueden conocerse sin violar el debido proceso.

¿Por el escándalo, ha pensado en renunciar a sus asesorías con la Fiscalía?

No. Es un trabajo de suma importancia y se ha desarrollado con total responsabilidad.

¿Por qué en los registros de Cámara de Comercio de su empresa aparece como miembro de la junta el abogado Víctor Vásquez Gil, pero él dice que no tenía conocimiento de esa situación hasta que estalló el escándalo?

Él ha sido mi abogado y me ha asistido en el pasado en cuestiones personales. Es un hombre íntegro, un abogado del más estricto sentido de justicia y responsabilidad. Tal vez (esa afirmación) tiene que ver con que él estaba en la junta, pero no ha participado en nada que tenga que ver con el contrato.

‘No estoy en la empresa’

Víctor Velásquez Gil, amigo y abogado de Natalia Springer, aseguró que no sabía que su nombre figuraba en la junta directiva de la firma de la politóloga.

“No se por qué aparecí en la junta y eso me generó una gran molestia”, dijo. Agregó que nunca ha recibido ingresos de esa consultoría: “Me enteré por el escándalo. La busqué y le pregunté. Ella dijo que lo había hecho como un asunto de gratitud. Nunca firmé ningún papel consciente para hacer parte de la junta. Mi nombre aparece en el escándalo y es promovido por sectores que quieren aprovechar para hacerle daño a mi padre” (el exmagistrado de la Corte Suprema Iván Velásquez).

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Buscar

Facebook

Ingresar