La verdad sobre los asesinatos de Wainpeshi

La verdad sobre los asesinatos de Wainpeshi

La reincidencia en la violación de la soberanía colombiana por parte de militares venezolanos ha eclipsado una de las más grandes violaciones cometidas contra el pueblo wayuu, que eleva a 38 los muertos por fusiles castrense.

Henry Ipuana (29) y Daiver Fernández (28), indígenas con nacionalidad colombiana, fueron asesinados por efectivos del Ejercito Nacional Bolivariano (ENB), a las 5:26 de la tarde, en la comunidad de Wainpeshi, a un kilometro de la línea fronteriza entre Colombia y Venezuela.

Yelitza González Montiel, esposa de Ipuana, esclareció las interrogantes sobre lo ocurrido al afirmar que fueron militares del Ejecito quienes irrumpieron en el territorio colombiano, dado que son los únicos que mantienen alcabalas en la zona.

Según cuenta a WAYUUNAIKI, Fernández, primo de su marido, regresaba de la zona de Cojoro luego de un entierro familiar, cuando fue intersectado por un grupo de soldados, que al igual que él se transportaban en tres motos.

Los uniformados le solicitaron la documentación del vehículo, pero Fernández se negó por lo que se la arrebataron. Al llegar a Wainpeshi, en busca de Ipuana, entraron en controversia con los efectivos castrense, quienes entre golpes y forcejeos le propiciaron un tiro por la espalda a Fernández.

Los vecinos del colegio de la comunidad al sentir los disparos vieron como se alejaban los venezolanos, mientras recogian a los baleados en una camioneta para llevarlos a un hospital. Fernández llegó muerto; Ipuana falleció a las 3 de la madrugada a causa de 18 disparos.

Con voz entre cortada, González, relató como el padre de su hija de dos años pedía que le ayudasen y no lo dejaran morir, mientras recorrían los caminos verdes para salir a la carretera Troncal del Caribe y cruzar La Raya, debido a que era la forma más rápida de llegar a Maicao, “es mentira que en Paraguaipoa atendieron a mi esposo. Somos colombianos y en el único lugar donde nos iban a atender era en Maicao”.

Un informe publicado por la Policía colombiana, afirma la intromisión militar, aunque señala la presencia de una camioneta 4×4 de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB). Sin embargo, en Guarero (Venezuela) se reportó un wayuu herido luego de un tiroteo.

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Buscar

Facebook

Ingresar