No es difícil adivinar la esclavitud en paz

No es difícil adivinar la esclavitud en paz

El ingrato Santos, el taimado; más que inteligente ha desarrollado su deslealtad con mucha astucia, para acomodarnos en su “socialismo siglo XXI”, lo que impidió adivinar sus infames actuaciones. Su ingratitud con Colombia, es la suma de monstruosidades que sólo pueden acumularse en cerebros reservados, preparados para ser recipientes de rudimentarios planes, estigmas y vicios repugnantes de las farc que al darse cuenta de su baja capacidad y rigor de líder, aprovecharon el momento para alcanzar los fines perseguidos desde 1964, contando ahora con su anuencia y porfiando con absoluta obstinación, tratando de doblegar la voluntad de ese 13% al cual bajaron el umbral para que le aprueben el plebiscito, que llegando a despertar, el pueblo no se dejará engañar más y dejará por puertas el atrevimiento de este traicionero ladino.

El ejemplo más claro y evidente lo tenemos en Venezuela, porque nos ha tocado sentirlo, sin olvidar lo vivido en Corea del Norte, Cuba y otros países, me haría incansable mencionándolos y necesito el espacio.

Por lo observado, no podemos permitir que la metástasis de la insensibilidad afecte a los grandes grupos industriales, ganaderos, comerciantes, estudiantes, trabajadores en general, familias, parejas, hijos, amigos, partidos, iglesia, gremios, etc.

La sociedad vive a diario declaraciones muy astutas de las farc, burlándose de la justicia y riéndose de la evasión social, poniendo a sus delincuentes con sueldos fabulosos por encima de los que hemos entregado nuestra voluntad y capacidad de servicios a favor de la comunidad.

Con este presidente y los terroristas de las farc, no es difícil adivinar la esclavitud en paz. Los cobardes son los que esperan no ser victimas indultando y amnistiando a los asesinos de nuestros hermanos respaldando el plebiscito de Santos.

El acuerdo final se daría en dos años más, contrario a los repetidos anuncios del gobierno (especialista en mentir, recuerden Gramalote), de que “este año sí”, expresados desde que se sentó a dialogar con la guerrilla en 2012, en Cuba". Entonces tenemos, que a finales del 2017, estaremos en campaña presidencial para elegir nuevo mandatario, y seguirá siendo la firma de la paz su caballito de batalla y los borregos ignorantes le seguirán copiando con medios de comunicación muy bien pagos.

Santos necesita más tiempo, para manipular totalmente los tres poderes, principalmente el judicial y encubrir delitos de lesa humanidad de las farc.

¿Negociación? ¿Cuál negociación? Querrán decir el arrodillamiento “oficial” de Colombia a las farc; clamor general de los asistentes a la reunión en contra del plebiscito, por la entrega gradual de Colombia por el desgobierno de “Jocoso Maldito Satán”

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Buscar

Facebook

Ingresar