Uribe a la cárcel y las Farc al gobierno

Uribe a la cárcel y las Farc al gobierno

Colombia es un país con un gobierno que marcha al revés, premia y perdona delincuentes y terroristas y castiga, persigue y atropella la figura moral e intelectualmente ilustre del Dr. Álvaro Uribe, mientras en Venezuela los comunistas del siglo XX ahora socialistas del siglo XXI se preparan para la entrega del poder, porque han sido derrotados y comienza el fin del Castro chavismo, en Colombia el gobierno abre sus puertas a los terroristas de las Farc, pretende incorporarlos en funciones legislativas y de gobierno, los absuelve por los delitos de terrorismo y violación a los derechos humanos, por usar armas para matar inocentes, sembrar minas antipersonas, asaltar ciudades, pueblos y caseríos, esclavizar mujeres y niños, secuestrar militares y civiles, y continúan pretendiendo meter a Uribe el mejor presidente que ha tenido Colombia en la cárcel.

Juan Manuel Santos facilita a estos delincuentes su incorporación a una vida de privilegios, y utiliza al fiscal general y autoridades del poder judicial para perseguir al Dr. Álvaro Uribe y a otros ciudadanos que durante su gobierno recuperaron la fe en las instituciones y con destreza, ingenio y compostura, implementaron políticas de seguridad y eficiencia, respetaron la independencia de poderes, mejoraron la educación pública contribuyendo con la formación de jóvenes emprendedores, recuperaron el progreso en el agro y la industria generando empleo bien remunerado, mejoraron la calidad de los servicios de salud e impulsaron el desarrollo regional, cuestión que han abandonado los actuales gobernantes y sus aliados por estar dedicados al artificio y al disimulo.

El plebiscito impulsado por Santos y acompañado por sus aliados en el Senado, no es más que un engaño caza bobos, que solo sirve para darle un manto de legalidad a unos acuerdos hechos con delincuentes a los que les está brindando su incorporación a la vida en democracia y libertad, cuestión que no pudieron lograr por la vía de las armas y el delito, pero Santos se las entrega de la manera más fácil, aun siendo probadamente culpables de los crímenes más atroces cometidos contra el pueblo Colombiano, y todo gracias a instituciones al servicio del gobierno que persiguen a honorables ciudadanos y absuelven a criminales, pero el pueblo hará la unión en las urnas electorales diciéndole “NO” a la mentira y al engaño.

En ninguna parte del mundo los delitos más abominables se comercian, se indultan o se perdonan, quien les puede creer que dejarán las armas y se desvincularan del narcotráfico, que respetarán a las fuerzas militares y abandonarán el delito como forma de vida, ¿porque en todos los países vecinos empiezan a derrumbarse los proyectos Castro chavistas y le declaran la guerra al terrorismo?, mientras en Colombia Juan Manuel Santos y sus servidores imponen esta consulta que no es más que una celada tendida con sutileza y encubrimiento, para jugar con la voluntad de un pueblo noble y generoso que no ha sido, ni es, ni será nunca comunista, para ponerse de rodillas ante tamaño desaguisado.

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Buscar

Facebook

Ingresar