Lo que predicen las cabañuelas nacionales

Lo que predicen las cabañuelas nacionales

Más impuestos desde enero, tormenta económica, sequía ambiental (mas no de 'mermelada'), pleitos eléctricos y firmas habaneras, en el radar del primer semestre.

Como, pifiada tras pifiada, ya no podemos creer en los pronósticos del Ministerio de Hacienda, ni tampoco podemos confiar en las promesas de quien grabó en mármol que no subiría los impuestos, y como Walter Mercado cobra en dólares de 3.300 pesos sus predicciones, regresé a la vieja práctica de las cabañuelas para tener una idea de lo que se nos viene en el primer semestre de este brioso 2016, que ya madrugó corcoveando.

Enero tributario. Al ritmo de los últimos acordes de Buitraguito, filtraron el contenido de la reforma tributaria, cruel y despiadada, para tapar todos los huecos en las finanzas nacionales que arrancaron el año descuartizadas. Fiel a su estilo, el Presidente dijo que lo filtrado no es definitivo, lo cual simplemente confirma que pretenden clavarnos desde enero.

Febrero mínimo. El 2 de enero quedó claro que la inflación desbordada y agravada con expectativas inflacionarias disparadas se había tragado el aumento del salario, sobre todo del segmento de bajos ingresos. Aunque el decreto que fijó el mínimo es manifiestamente violatorio de lo dicho por la Corte, y el clima social está enrarecido, ya el señor ministro Cárdenas les mandó decir a los sindicatos desde Miami que se aguanten, pues él no cambiará ningún decreto. Ya veremos. Febrero es bisiesto.

Marzo reseco. El tercer día del año se reportaron los niveles más bajos en los ríos y se advirtió que los efectos del Niño se prolongarán el primer trimestre. Marzo puede ser caótico si en vez de gastarse la plata en publicidad falaz y autopromoción el Gobierno no hace campañas intensas y eficaces de ahorro de agua y energía. Arrancan sesiones ordinarias del Congreso y nos advierten que seguirá funcionando la coalición de Unidad Nacional para todo lo que les pida Santos, mientras la sequía no se extienda a la ‘mermelada’.

Abril eléctrico. El 4 de enero dijeron que así decenas de parlamentarios de todos los partidos, académicos, economistas y más del 75 por ciento de los colombianos estén en contra de la venta de Isagén, la venden porque la venden. No importan el riesgo estratégico, ni la protección ambiental, ni la soberanía eléctrica, ni la rentabilidad real, ni el bajo precio, todo argumento sereno se responde con propaganda. A este paso, Isagén será vendida si no intervienen los órganos de control y en abril estará germinando un semillero de pleitos eléctricos que se prolongarán por meses, años y décadas. Cortocircuito.

Mayo… ¡la madre! Como sí hay quinto malo, el día 5 se hicieron evidentes profundas divisiones dentro del Gobierno. Hay una puja por la sucesión presidencial. De la Calle, ya lanzado por Piedad Córdoba, varios ministros y algún embajador despistado pretenderán enfrentar al vicepresidente que les lleva muchos kilómetros pavimentados de distancia. Arrancará, sin pudor ninguno, un pugnaz festival del codo en el gabinete con recordatorios multicolores para todas las abnegadas madrecitas en su mes.

Junio habanero. El 6 de enero dijeron que el acuerdo de justicia con las Farc era el mejor del mundo. Pensé que era otra vez Steve Harvey, el presentador de Miss Universo, pero encontré que era un comunicado oficial enviado desde Cartagena, donde se reunían los miembros del equipo negociador con algunos contratistas de la paz y otros amigos del Presidente. De la Calle salió con orden de firmar. Lo que sea, pero que no se devuelva de Cuba hasta que firmen y se puedan sacar otra foto. Y firmarán, no en marzo, pero firmarán. Que Dios nos ampare y permita que así el país se apague, a De la calle no se le vuelvan a ir las luces. Estamos en sus manos.

Ante este panorama tan sombrío, ojalá estas cabañuelas estén más desfasadas que ciertos datos del Dane. Independientemente de las artes adivinatorias, metámosle trabajo y fe a que este año no sea tan duro como pinta.

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Buscar

Facebook

Ingresar