En Estados Unidos desconocen la letra menuda de los acuerdos con las Farc

En Estados Unidos desconocen la letra menuda de los acuerdos con las Farc

En Estados Unidos existe un desconocimiento sobre los reales alcances de los acuerdos que el Gobierno ha firmado con las Farc en La Habana, incluso tienen una imagen distorsionada de la labor del presidente Juan Manuel Santos en Colombia.

A esta conclusión llegaron el senador Alfredo Ramos y el representante Federico Hoyos en su última visita a Washington, donde tuvieron la oportunidad de hablar con congresistas, el secretario General de la OEA, Luis Almagro, medios de comunicación y centros de pensamiento de Estados Unidos, a quienes les explicaron cuál es la realidad que vive el país y lo que se avecina en la eventualidad de la firma de un acuerdo final con la guerrilla más antigua de América Latina.

Sobre esta visita a la capital estadounidense, el senador Ramos dijo que “en compañía de Federico Hoyos venimos haciendo unas visitas importantes en Washington mostrando la realidad de lo que sucede en Colombia”.

Comentó que tuvieron reuniones de alto nivel. “Hemos estado en la OEA, con diferentes congresistas, con institutos de pensamiento con medios de comunicación defendiendo la posición de los colombianos que no han tenido voz en La Habana”.

Para ello reveló que lo que expusieron en Washington fueron las preocupaciones sobre “la legitimación política de las Farc; la impunidad que se pueda presentar; que la participación política de las Farc sea un mal referente para los ciudadanos colombianos; que se pueda incrementar la violencia de otros grupos criminales por la legitimación política que se les está dando a las Farc; que no se estén indemnizando a las víctimas y las minas antipersona que hay sembradas en nuestros campos”.

Luego de sostener estos encuentros, el senador Ramos reconoció que “esa es una realidad que la comunidad internacional no conoce”, a lo que se suman los cambios fundamentales a la Constitución, de la que les dijo a sus interlocutores que “hay una violación enorme de la Constitución colombiana cuando se están rebajando los umbrales para votar un plebiscito; cuando se está haciendo un congresito para hacer leyes y reformas constitucionales exprés”. 

Según Ramos “es una realidad que no conocen internacionalmente y que nosotros como Centro Democrático, pero especialmente como ciudadanos, defendimos y defenderemos en Washington y en todas las esquinas del mundo”.

Por su parte, el representante Federico Hoyos ratificó las palabras de su colega y dijo que “allá hay un desconocimiento grande de la letra menuda de los acuerdos. Allá todavía hay una idea de que Santos es el continuador de las políticas de Álvaro Uribe”.

También comentó que en materia de justicia las cosas quedaron más claras. “El tema de justicia, cuando uno lo expresa cuando uno dice que si es posible que no haya pago de cárcel y que haya impunidad para quienes hayan cometido crímenes de lesa humanidad, pues eso sí preocupa un poco allá”, anotó y reiteró que “es uno de los temas que más les llamó la atención y en la entrega de armas, digamos, esa indefinición y la falta de claridad del Gobierno son temas que más les impactaron”.

Explicó que en estas reuniones “ellos toman nota y piden que uno les profundice más sobre cuáles son las preocupaciones”.

También se refirió a las reformas a la Carta Política colombiana y en este caso específico manifestó que “el tema del plebiscito impacta muy negativamente, del congresito, de los cambios constitucionales que el Gobierno está llevando a cabo han impactado mucho, porque allá el tema con la Constitución es que esta es sagrada, entonces tanto manoseo en Colombia a la Constitución a ellos les cuesta trabajo creer eso y entenderlo y, claro, eso presenta molestias”.

Para el Representante es evidente que el Centro Democrático tiene que hacer más presencia internacional, porque “el reconocido es el presidente Uribe, el partido le falta mucho darse a conocer allá”. 

Sin embargo, consideró que “se han abierto caminos. Personalmente he hecho tres visitas a Washington, dos visitas a Europa, dos o tres visitas a Nueva York y, pues, uno va presentando el partido, ya hay centros de pensamiento que saben quiénes somos, algunos congresistas también, pero hay un desconocimiento muy grande”.

 

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Buscar

Facebook

Ingresar