Terroristas, tahúres y traidores

Terroristas, tahúres y traidores

Al amparo de la confabulación y el servilismo de su gobierno, Juan Manuel Santos ha fortalecido las organizaciones terroristas, que han venido mutilando y asesinando a sibiles y militares estos últimos años en Colombia. Estas bandas criminales son impulsadas por la avaricia y siembran el terror a su alrededor, sumadas al costo de la vida y el desempleo, están contaminando a toda la Nación y penetrando el tejido social y político con el apoyo del presidente traidor, a quien el Dr. Uribe le tendió la mano, le dio participación en su gobierno y le brindó su amistad y respaldo.

Todo acuerdo firmado por el presidente amante del póker y la jugada, con delincuentes dirigidos por los hermanos Castro es perdido, este modelo no ha hecho otra cosa que provocar destrucción y hambre en todos los sitios donde se ha intentado aplicar. El diálogo entre tahúres, traidores y terroristas con barajas marcadas es inútil y en nada benefician a ningún país, sus consecuencias son nocivas y si los gobernantes como el presidente de Colombia, no reciben el freno oportuno a sus pretensiones, el efecto será semejante al producido en Venezuela.

El gobierno de Colombia está agotado, las desigualdades sociales se profundizan, el tren de vida de los jefes de las Farc, contrasta con la descarnada miseria en que viven los que menos tienen, se hace necesario impulsar la fe ciudadana en el "Centro Democrático", como remedio frente a la crisis, porque los jefes políticos vinculados al gobierno, fiscales, senadores, representantes, algunos ministros y jueces son incompetentes e improductivos pero sumisos y aduladores, afortunadamente el país los conoce, aparecen a diario en los medios de comunicación defendiendo a los irregulares y persiguiendo para quebrar su moral a honorables ciudadanos, a los que el pueblo admira y respeta.

Santos esta de espaldas a las angustias de los ciudadanos, ahora los terroristas salieron de sus madrigueras y son protegidos por su gobierno, fungen como líderes políticos y continúan asesinando y delinquiendo. El ex-presidente Álvaro Uribe tiene razón, frente a los acuerdos que están por firmar la respuesta es "Resistencia Civil", porque perseguir a la empresa privada y al empleo informal, no reivindicar a los trabajadores, menospreciar a los soldados y condenar al país a un futuro incierto con terroristas, tahúres y traidores, protegidos y desafiantes, es una afrenta contra los Colombianos.

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Buscar

Facebook

Ingresar