La salida pasa primero por las regiones

La salida pasa primero por las regiones

La Unidad Democrática Venezolana, tiene una gran oportunidad para lograr la salida que reclama la inmensa mayoría de los ciudadanos. El enorme descontento popular que registran todos los estudios de opinión, tiene que ser aprovechado por todos los factores de oposición, es un compromiso superior que tenemos que asumir asistiendo a unas elecciones regionales que abrirán el camino para el cambio definitivo, porque enfrentar a los violentos como algunos quieren, sin armas, sin organización, y sin liderazgo, sería un grave error.

En el "Voluntariado Tachirense por el Cambio", proponemos a todas las organizaciones políticas y a todos los sectores democráticos, así como a todo el pueblo de Venezuela, que continuemos trabajando unidos como hasta ahora lo hemos hecho, gracias a la unidad triunfamos el 6 de Diciembre pasado y tenemos la más poderosa estructura electoral, que nos abrió el camino para ser  la primera fuerza política en Venezuela, no puede ser que ahora de héroes pasen a ser traidores y vendidos, no caigamos en la intriga que solo favorece al régimen.

Solo unidos conseguiremos sacudirnos este mal gobierno, podemos sentarnos en la mesa de negociaciones, constituir una poderosa fuerza social, que sumada a los estudiantes, a los gremios, colegios, sindicatos, asociaciones, mesa de la unidad y partidos políticos, hagamos respetar las elecciones regionales y derrotar los abusos y las armas de los colectivos de manera constitucional, que es el camino al que este gobierno más le teme y lograríamos evitar la violencia, la cárcel y las represiones del régimen.

El sendero para la salida de Maduro, pasa primero por las elecciones regionales, porque a los gobernadores y diputados regionales se les vence el periodo en Diciembre de este año, el régimen sabe que el liderazgo opositor se consolidará en las regiones y por eso pretende evitarlo, el gobierno y el G2 Cubano estimulan por medios y redes sociales la división, están muy preocupados y sus laboratorios de guerra sucia pretenden dividirnos, nadie en su sano juicio les puede comer cuento, el cambio lo vamos a lograr desde las regiones.

Los Venezolanos no podemos creer en atajos o en salidas mágicas, con un enemigo armado, con cuerpos de seguridad a su servicio, con paramilitares entrenados para matar, con dinero y colectivos organizados y dispuestos a todo, sería una tragedia conducir a la oposición por esa senda,  mientras que con el respaldo de su santidad el Papa Francisco y de todo el mundo libre a las negociaciones, podemos lograr nuestros objetivos, no pisemos el peine de la violencia manejado por Diosdado y su pandilla, sigamos unidos construyendo la salida, es cuestión de meses, tenemos el derecho a un país mejor.

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Buscar

Facebook

Ingresar