Santos se burla de los Colombianos

Santos se burla de los Colombianos

La Constitución política de Colombia, señala que las personas que hayan sido condenadas, por crímenes de guerra y delitos de lesa humanidad, no pueden acceder a cargos de elección popular, sin embargo el gobierno y las Farc, pretenden violarla, porque una cosa es la participación política que puedan ahora desarrollar las Farc y otra el permitirles el ejercicio en funciones públicas, siendo ellos responsables de genocidios, crímenes de guerra y delitos de lesa humanidad.

Santos se burla del pueblo Colombiano y de todo el mundo, simulando cuanto le ha costado la paz, pero como lo afirmara el Dr. Carlos Holmes: "La paz no se compra, la paz se construye" y nosotros le agregamos, además tiene que solidificarse, respetando la ley y la justicia, no cediendo espacios de poder a quienes durante más de 50 largos años, han atentado criminalmente contra el pueblo y sus instituciones.

Que no hable Santos de paz y de unión, cuando con un acuerdo violatorio de la constitución política, destruye y desconoce, la decisión tomada en el plebiscito por el pueblo Colombiano, que de manera categórica le dijo "NO" a la impunidad. Que no hable de democracia y lealtad, cuando ha negociado los derechos de los Colombianos y traicionado la confianza que le habían depositado a cambio de bienestar y progreso para sus hijos.

El nuevo acuerdo es puro maquillaje al anterior, no respetan las propuestas del Centro Democrático, ni del partido Conservador, ni el firme rechazo de los Colombianos al acuerdo entre caimanes del mismo pozo. Porque un dialogo para repartir prebendas entre equipos complacientes, que pretenden convencernos de que el narcotráfico es un delito político, no es dialogo, es un engaño al pueblo, al que están domando a la fuerza, para luego someterlo a una esclavitud como la que hoy vive Venezuela.

Juan Manuel Santos ya no confía en los Colombianos, pero ellos tampoco confían en él, están reclamando un cambio y según afirman todas las encuestas de opinión, ya no lo quieren, le perdieron la fe y con mucha razón, después de observar como a profanado sus derechos y traicionado sus esperanzas, por eso  refrenda el acuerdo ya firmado, a través de este Congreso complaciente, ya que con una nueva consulta al soberano, recibiría el más estruendoso rechazo.

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Buscar

Facebook

Ingresar