La inseguridad se extiende por Colombia

La inseguridad se extiende por Colombia

Me preguntaba un amigo Colombiano residente en Venezuela,  ¿Qué razón tenía un ciudadano para mantener en su casa como guardián a un enorme y hermoso perro, con pedigrí, operado del rabo y de las orejas y con una pinta de campeón?, pero que cuando ve a otro perro de esos callejeros, entonces sale corriendo con el rabo entre las piernas y le permite entrar en su casa, marcar territorio, comerse  el pan de los dueños de la casa y salir con tranquilidad sin ningún rasguño, pero cuando llega el amo, el perro de raza empieza a ladrar para impresionar, porque la verdad es que este animal es pura figura, puro cuento y puro gasto.

Así pasa con el presidente de Colombia le respondí, puro maquillaje, pura mentira, puro engaño y puro gasto, su palabra resultó fraudulenta, se aprovechó de la confianza brindada por el presidente Álvaro Uribe, y se comprometió a continuar con su obra en materia de seguridad Democrática, entendida como un derecho humano, como un bien público, como un requisito fundamental para el ejercicio pleno de los derechos, y como un medio para lograr crecimiento económico y bienestar para todos los ciudadanos, cuestión que no cumplió.

Santos se volvió puro cuento, con él se ha incrementado el delito, llámese hurto, atraco, homicidio o secuestro, los Colombianos son asaltados en calles y avenidas, las víctimas en su mayoría son mujeres, también los niños al salir de sus centros educativos, las amas de casa cuando compran el mercado, a las puertas de bodegas y droguerías, y como si fuera poco las armas están para todos los gustos, pero en manos de la delincuencia, porque el estado no es capaz de garantizar el desarme y la seguridad de las personas y sus bienes.

En Colombia el gobierno perdona y premia al delincuente, pero castiga a los pobres, mientras las autoridades dialogan y entregan tierras y espacios políticos a guerrilleros y terroristas, el desempleo crece, la inflación aumenta, y los planes de acción social no se ven por ningún lado. Se requiere de unidad en la convivencia entre los ciudadanos y las autoridades, mayor atención al problema carcelario, inversión para ampliar los cuerpos policiales rurales y urbanos, formación para la prevención del delito en el hogar y en la escuela, y justicia porque sin ella el delito se multiplica, comparto plenamente la preocupación del Senador José Obdulio Gaviria, la seguridad en Colombia pasó a un segundo plano, por eso la inseguridad se extiende por toda la Nación.

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Buscar

Facebook

Ingresar