El mundo entero cantó fraude

El mundo entero cantó fraude

Ausencia de electores, soledad en las calles, represión y muerte, fueron las mayores características del proceso electoral constituyente convocado de manera ilegal por Nicolás Maduro. Los resultados ficticios dados a conocer por la señora: Tibisay Lucena y su pandilla, solo confirmaron lo que todos conocíamos que: Maduro, las FANB y el CNE, estaban jugando sucio y lo que no pudieran con los votos lo harían de manera fraudulenta, sin testigos en las mesas de votación y sin control alguno para emitir el sufragio.

El proceso electoral se llevó a cabo en medio de un ataque despiadado, brutal e inhumano contra los opositores. Los criminales bautizaron con sangre el fraude. Esta fecha será recordada como el día del deshonor de las FANB y el CNE, pero si pensaron que con esta desigual batalla finalizaba nuestra lucha, se equivocaron, se renueva nuestra fe en el porvenir, para nosotros el país está por encima de las circunstancias, no vamos a desistir en la lucha, somos más que ellos y con nosotros Venezuela no se rinde.

El 80% de los Venezolanos en edad de votar, respondieron a todas las encuestas recientes, que la constituyente convocada por Maduro no soluciona los problemas del país como el prometió, además Maduro atraviesa por la aprobación más baja de su gestión, 80% de los Venezolanos lo evalúa de forma negativa, lo responsabilizan de los problemas sociales y económicos y lo señalan como principal responsable por apoyar a colectivos y guardias nacionales en acciones de violencia y represión contra el pueblo.

Para los venezolanos  y el mundo entero quedó demostrado, que el proceso electoral constituyente era una trampa montada por Maduro en su desespero, ante la firme amenaza de no poder llamar a elecciones libres, universales, directas y secretas, porque las pierde todas así obliguen a los empleados públicos a votar, esto es obvio ya que estamos atravesando por lo que quizás sea el mayor empobrecimiento y retroceso social, político y económico, de toda nuestra historia republicana.

Ahora debemos tener claro, que esta constituyente diseñada sobre las bases de un fraude a la Constitución Nacional de Venezuela, no puede prevalecer, no permitiremos que un acto cargado de trampas, represión y mentiras, sirva para que menos del 15% de la población le imponga al restante 85%, un modo de vida que contraríe sus valores, sus principios y sus derechos, sin lugar a dudas, los venezolanos desconocerán al régimen, como lo exigen los artículos 333 y 350 de nuestra carta magna.

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Buscar

Facebook

Ingresar