Popayán, un buque insignia sin capitán

Popayán, un buque insignia sin capitán

Popayán, una ciudad ubicada al suroccidente colombiano reconocida por ser un epicentro universitario y baluarte cultural, fundada el 13 de enero de 1537 por Sebastián de Belalcázar durante su travesía por la búsqueda del tesoro de El Dorado, esta ciudad ha sido un buque insignia a nivel nacional e internacional, pero sin un capitán que la guie por el mejor camino.

Popayán es uno de los municipios de Colombia que cuenta con una de las mayores tradiciones históricas presentes en la actualidad, sus calles y casas contienen innumerables relatos de los dirigentes e intelectuales más destacados de la historia colombiana y cabe mencionar el gran aporte cultural, histórico y económico que este ha presentado a Colombia. Su alma mater por excelencia, la Universidad del Cauca, fue fundada en el año 1827 por el libertador y general Francisco de Paula Santander en colaboración del también libertador Simón Bolívar, este centro educativo nació por la necesidad de formar a diferentes personas con el fin de fundamentar la nación recientemente liberada; por este institución han pasado numerosas personalidades de la vida nacional, incluyendo presidentes de la República como José Hilario López, también oriundo de Popayán.

Lastimosamente este municipio no ha contado con los mejores dirigentes y mandatarios (la gran mayoría, no todos) los cuales, no han sabido direccionar y explotar en el buen sentido de la palabra, el potencial para así volver a posicionar a Popayán como una referente cultural, histórico, agrícola y económico. La mayoría de sus “representantes” se han preocupado más por otras regiones que por la tierra que los vio nacer, lastimosamente no hemos contado con la mayor de la suerte en este campo y como resultado tenemos una ciudad que a pesar de sus múltiples cualidades se ha quedado estancada a comparación de los otros municipios. Por otro lado, la situación electoral no es del todo satisfactoria y se ha complicado con el pasar de los años, generando una serie de cacicazgos políticos que han desamparado a esta ciudad y puesto sus beneficios personales por encima del progreso payanes.

Lo que Popayán necesita son liderazgos jóvenes con concepciones diferentes y adaptadas a la contemporaneidad acerca del desarrollo, pero sobre todo necesitamos un capitán que antepongan sus intereses personalismos por el bien y el desarrollo de este buque insignia llamado Popayán.

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Buscar

Facebook

Ingresar