Ilegales vuelven a prender la frontera con Ecuador

Ilegales vuelven a prender la frontera con Ecuador

Desde el pasado 21 de diciembre, cuando el país conoció la noticia de la muerte en una operación militar de Walter Patricio Arizala, alias “Guacho”, la zona de frontera con Ecuador, en el departamento de Nariño, dejó de estar en los titulares de los principales medios.

Sin embargo, el pasado fin de semana se conoció de un nuevo enfrentamiento en esa zona del país que revela, una vez más, la complicada situación de orden público en la que al parecer continúan los habitantes de la zona rural de Tumaco cercanos a Ecuador.

Según confirmó el Ministerio de Defensa del vecino país, un total de 150 personas llegaron hasta la parroquia Palma Real del Cantón San Lorenzo, provincia de Esmeraldas, huyendo de los enfrentamientos armados entre ilegales.

El origen de esta situación, según afirmó en un comunicado la Fuerza de Tarea Hércules del Ejército colombiano, “se da por un enfrentamiento armado entre organizaciones al margen de la ley, el día 28 de febrero en la vereda Santo Domingo de Tumaco, donde el frente Oliver Sinisterra de las disidencias de las Farc y la estructura ‘Los Contadores’ debido a disputas por el control de actividades relacionadas con el narcotráfico”.

Según agregó esa unidad militar, se está adelantando un trabajo conjunto entre las autoridades colombianas y ecuatorianas para asegurar la zona y así poder garantizar el retorno de las familias que salieron de la zona y de quienes permanecen en ese lugar.

¿No ha cambiado nada?

Tras la muerte de “Guacho”, principal líder de las disidencias de las Farc en esa zona del país, la Defensoría del Pueblo afirmó que si hubo una disminución de la violencia, sin embargo esto se habría dado mientras había un reacomodo de los grupos armados ilegales que persisten en el área.

“Estamos coordinando con la Defensoría de Ecuador para poder tener un censo preciso de las familias desplazadas y que reciban todo lo necesario, de este lado hay información de más desplazados pero no ha sido posible tener datos precisos por la falta de denuncia y declaraciones”, aseguró Catherine Mina, defensora regional en Tumaco.

Añade que el ministerio público mantiene la mirada en Nariño, sobre todo en la zona de frontera donde los civiles siguen en medio del conflicto por una lucha intensa entre los ilegales por el control del territorio.

“La situación estuvo más calmada mientras hubo reacomodo tras la muerte de ‘Guacho’, pero ahora nos reportan diversos actores ilegales en la zona y se ha podido verificar, lo que pasa es que no se han podido identificar”, dijo la funcionaria en esa región.

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Buscar

Facebook

Ingresar