No se cansan de extorsionarnos

No se cansan de extorsionarnos

Aunque el gobierno debió objetar mínimo 400 artículos de los 159 de la Justicia Exculpatoria de las Farc (JEF), solamente objetando 6 fue suficiente para que las Farc, sus cabecillas, sus milicianos y aliados, que siguen activos y en los que se incluyen algunos: congresistas, periodistas, políticos camaleónicos, expresidentes agiotistas ávidos de mermelada, jueces y presidentes de altas cortes, profesores universitarios y de colegios, abogados, ONG, vendedores de premios Nobel de Paz, empresarios, monseñores, directores de órganos estatales, egomovimientos políticos y partidos biches pero “Maduros” de corazón; salieran a rasgarse las vestiduras y como es su costumbre, a extorsionar y aterrorizar a los colombianos.

Desde el principio, los negociadores aliados de los delincuentes hicieron todo para inculcar en los colombianos una culpa que nunca tuvimos y la perversa idea que si un asesino mata a alguien, es culpa de la víctima por no dejarse robar o violar.

Repugnantes, pero no sorpresivas, resultaron las recientes declaraciones del que fungiera como anterior Comisionado de Paz, pero que por sus actos más bien parecía ser el comisionado de las Farc. Este señor, lejos del país que dejó descuadernado y por eso se fue a vivir a Europa, usando las mismas técnicas que tal vez conocía desde antes o que aprendió en La Habana pasando tanto tiempo con delincuentes, amenazó a los colombianos, así como acostumbraba hacerlo su jefe, el peor presidente de la historia colombiana. ¿O es que ya olvidaron cuando nos amenazó con guerra urbana y más impuestos si no le aprobábamos su plebiscito amañado? Terrorismo puro.

El excomisionado de la impunipaz dijo que quienes apoyan las objeciones a la JEF, son unos “extremistas”, que el gobierno es irresponsable y violenta la institucionalidad y la Constitución, de lo que ellos fueron campeones mundiales.

Él y sus secuaces quieren institucionalizar las ideas que el “conflicto” fue culpa de los colombianos y no del cartel narcoterrorista y delincuencial que esclavizó sexualmente a niñas y torturó gente. Que la paz es hacernos cómplices de los delincuentes, y que si no aceptamos las exigencias de los victimarios y se les obliga a que paguen por sus delitos en vez de ser premiados con impunidad, dinero y poder, entonces los delincuentes están plenamente justificados para que continúen y reactiven la violencia. Por eso es terrorista la amenaza del excomisionado de impunipaz cuando dice que: “si se incrementa la violencia en Colombia, si la gente se va a las armas, va por su cuenta señor Iván Duque”.

Las ideas del excomisionado dan asco. Hieden igual que la JEF.

No tengo esperanzas con el trámite de estas objeciones, porque quedará en manos de algunos congresistas y cortes aliadas de los bandidos y no de los colombianos, quienes, rechazaron valientemente en las urnas el plebiscito amañado, aunque finalmente la voluntad popular fue pisoteada.

Cuando los peores enemigos de un país son jueces y congresistas, ya no hay país.

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Buscar

Facebook

Ingresar