Preocupación en Colombia ante la reactivación de exguerrilleros de FARC

Preocupación en Colombia ante la reactivación de exguerrilleros de FARC

A partir de finales de 2018 la cifra de exguerrilleros que retornaron a la clandestinidad aumentó en más de un 30%.

El Gobierno colombiano alertó sobre el incremento de las filas de combatientes al interior de la guerrilla de las FARC. De acuerdo con las estimaciones, cerca de un tercio de los exguerrilleros desmovilizados han vuelto a la clandestinidad.

Un informe de inteligencia conocido por Reuters explica que a partir de finales de 2018 la cifra de guerrilleros aumentó en más de un 30%. El Gobierno del presidente Iván Duque estima que los combatientes residuales siguen operando en la selvas y montañas colombianas, y que este numero alcanzó los 2 300 miembros.

El informe reveló que actualmente operan 31 grupos clandestinos de las FARC en el país y que están en territorios donde hay presencia de cultivos de hoja de coca, precursores químicos de la cocaína, y también las regiones que cuentan con yacimientos de oro son ocupados para llevar a cabo minería ilegal.

Precisamente, esta alarmante cifra es cercana a los 2 000 hombres estimados que conforman actualmente las filas de la guerrilla del Ejército de Liberación Nacional (ELN), según datos de las autoridades colombianas.

El mayor aliciente y caldo de cultivo de los guerrilleros de volver a la guerra son los portafolios de economía criminal, sumado al complaciente tratamiento que les da el régimen de Nicolás Maduro. El boom del narcotráfico en Colombia y Venezuela es una de las principales razones para seguir empuñando las armas, además de la explotación de oro en el estado de Bolívar en Venezuela y la cercanía «ideológica» entre ambas organizaciones. Cabe destacar que en ocasiones hay “pactos securitarios” entre estas organizaciones, incluyendo a grupos paramilitares a los que les permite seguir operando en territorios cruciales para la ejecución de planes criminales. De lo contrario, libran enfrentamientos a muerte donde no hay acuerdos entre dichas organizaciones.

De esta manera, el informe destaca que este aumento de combatientes es un “un riesgo para la seguridad nacional”.

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Buscar

Facebook

Ingresar