Photo Uribe
Logo Small

Miércoles 17 de Julio del 2019

El pulso de Venezuela

Publicado en:

El Espectador  | 

Autor(a): Carlos Granés  |

Fecha: 21/02/2014

 

Al presidente venezolano Rómulo Betancourt lo odiaron por igual los revolucionarios de izquierda y los dictadorzuelos de derecha.

Fidel Castro lo aborreció porque se negó a financiar su revolución con el petróleo venezolano, cosa que finalmente sí hicieron Chávez y Maduro. También lo odió Rafael Trujillo, el militar ultraderechista que tiranizó la República Dominica, por las denuncias que hizo a su gobierno en diversas tribunas internacionales. Tal fue su odio que Trujillo intentó matarlo con un carro bomba que estalló a su paso en un desfile militar. Rara avis de los sesenta, Betancourt no se dejó seducir por los cantos de sirena de la revolución izquierdista ni del autoritarismo derechista, y gracias a eso, como recordaba hace poco el escritor venezolano Juan Carlos Chirinos, Venezuela no sólo fue un país con una sólida tradición democrática, sino un refugio para los exiliados que escapaban de las dictaduras vecinas y lejanas.

La venganza pospuesta durante más de 50 años por Castro y Trujillo parece asolar a Venezuela hoy. Mientras la desahuciada revolución cubana sobrevive con un respirador artificial de 4’000.000 de barriles anuales de petróleo venezolano, las instituciones que sembró Bentancourt han sido desmanteladas y pisoteadas. No sólo su producción petrolera ha sido cooptada por Cuba, también sus organismos de seguridad. Castro sonríe y Betancourt se revuelve en su tumba. El pulso que dieron los dos políticos por señalar el camino de América Latina sigue sin decantarse claramente hacia ningún lado. La revolución socialista o la democracia liberal, ahí seguimos. Se puede ver el vaso medio lleno o medio vacío. Es cierto que ahora hay más democracias, y que aquellas que no lo son o lo son a medias intentan parecerlo, pero también es cierto que buena parte de la población no entiende qué es la democracia, o sencillamente la desprecia.

El fracaso cultural de América Latina ha sido ese: no haber arrastrado al conjunto de las sociedades al mundo surgido tras la caída del muro de Berlín. Lo demuestra la actitud de los líderes que no se han atrevido a manifestarse en contra de los atropellos de Maduro. Betancourt tuvo una visión más elevada. Entendió la importancia de forjar una comunidad de naciones latinoamericanas refractarias a las dictaduras, bien fueran como la dominicana o la cubana. Esa lección sigue sin ser asimilada. Hoy, cuando Venezuela más necesita del apoyo internacional de los líderes democráticos del continente, sólo hay silencio o voces timoratas. Y lo que debe decirse con toda claridad es que una democracia no es compatible con la censura de la prensa, con los colectivos paramilitares, con las leyes habilitantes, con el control presidencial de los demás poderes, con la persecución de los opositores, con la coacción de los empresarios, con las amenazas públicas ni con la criminalización de las protestas callejeras. Quien no entienda eso, no entiende qué es la democracia. Y quien lo justifica, adiós máscaras, sencillamente no tiene en mente un proyecto democrático para América Latina, sino un sistema más parecido al de Trujillo o al de Castro.

Otros artículos en Destacados de Otros Medios

Este es un espacio para que el lector comparta su opinión sobre el contenido del portal, que puede ser expresada en forma libre y sin restricciones siempre y cuando guarde el debido respeto a las ideas ajenas y no contenga expresiones despreciativas u ofensivas. La Fundación Centro de Pensamiento Primero Colombia (FCPPC) se reserva el derecho a borrar los comentarios que en su opinión contravengan esos principios y deja constancia de que NO respalda los comentarios de los lectores ni necesariamente se identifica con ellos.

Fundación Centro de Pensamiento Primero Colombia - Presidente Vitalicio: Álvaro Uribe Vélez
Carrera 7 Número 46-91 - Tel: 3107724587 - Bogotá D.C., Colombia - Atencion@pensamientocolombia.org

NOTA: El cumplimiento de las normas y estándares técnicos dictados y actualizados permanentemente por el "WORLD WIDE WEB CONSORTIUM - W3C", fundado y dirigido por Sir Tim Berners-Lee inventor del "Web", es indispensable para mantenerlo abierto y en óptimo funcionamiento. Insólita y lamentablemente, el 99.999% de las páginas web en el mundo están plagadas de errores de programación que degradan dramáticamente su velocidad y la operación global del "Web". Por esa razón, esta Fundación siempre ha hecho grandes esfuerzos por mantener un portal técnica y estéticamente ejemplar, con contenidos interesantes y libres de errores. De los más de MIL MILLONES (1.000'000.000) de portales, éste (FCPPC) se encuentra en el minúsculo y privilegiado 0.00001% que cumple a cabalidad TODAS las especificaciones técnicas del W3C relacionadas abajo y que además logra una calificación mínima de 98/100 en TODAS las pruebas de desempeño de "Google PageSpeed". Compruébelo usted mismo haciendo clic sobre cualquiera de estos botones:

HTML5 Válido CSS3 Válido! RSS Válido Google PageSpeed