Photo Uribe
Logo Small

Domingo 18 de Agosto del 2019

Los pobres, cada vez más pobres, del campo

Publicado en:

El Espectador  | 

Autor(a): Saúl Franco  |

Fecha: 19/08/2015

 

Buenaventura. Foto: eltiempo.com

La inequidad urbano-rural en contra del campesinado ha sido una marca vergonzosa en la historia de Colombia y de los países latinoamericanos.

Y en el caso colombiano esta brecha, en lugar de disminuir, se viene incrementando, con consecuencias desastrosas en la calidad de vida, en la manera de enfermarse y en la mortalidad de los habitantes del campo. Las cifras de diferentes fuentes no dejan campo para la duda.

La Misión para la Transformación del Campo confirmó hace poco que en la última década la brecha entre la pobreza urbana y la rural se ha aumentado. Mientras en el 2003 la tasa de pobreza rural era casis dos veces superior a la urbana, en el 2013 ya era 2.5 veces superior. Y peor con la pobreza extrema: es tres veces mayor en el campo (19.1 %) de la población, que en la ciudad (6 %), según el Plan Nacional de Desarrollo 2014-2018. Por su parte, el DANE acaba de reafirmar y actualizar las cifras: casi la mitad de la población campesina (44.7 %) vive hoy en condiciones de pobreza, mientras la propiedad de la tierra continúa concentrándose cada vez más en menos manos.

Lo grave es que estos indicadores no se quedan en cifras, por escandalosas que sean, sino que se traducen en desigualdades crecientes y alarmantes en vacunación, agua potable, alcantarillados, desnutrición, mortalidad infantil, mortalidad materna y muchas otras expresiones cotidianas de injusticia y exclusión.

Lo más elemental para la sobrevivencia humana es el agua limpia. La cobertura de acueducto, según el anterior Plan de Desarrollo, era de 97.6 % en el área urbana y de 72 % en el área rural. Algo similar pasaba con el servicio de alcantarillado: 92.9 % a nivel urbano y solo 69.6 % a nivel rural. Un informe del PNUD de este año llama la atención sobre la persistencia de la brecha rural/urbana en las tasas de mortalidad de niños menores tanto de cinco como de un año. La de menores de cinco años en La Guajira, por ejemplo, es de 45 por 1.000 nacidos vivos, solo 10 puntos porcentuales por debajo de la de Ruanda. Y en vacunación, por más que se quiera dorar la píldora y haya algunos avances, la situación es dramática para la niñez campesina. El estudio conjunto que acaban de revelar la Procuraduría y UNICEF lo evidencia con el caso de la vacuna antituberculosa. Su cobertura apenas llega al 48.7 % en los municipios de Cundinamarca cuando se excluye a Bogotá, es también menor del 50 % en 11 de los 14 municipios de Risaralda, y apenas llega a las tres cuartas partes de los niños de Putumayo, Cauca y Caquetá.

Con semejantes brechas en contra, no del campo en abstracto sino de las/los campesinos en concreto, la paz se ve remota y el deseo de algunos de ingresar a la OCDE adquiere más visos de presunción impertinente que de avance realista. ¿Cuál paz sin agua potable en los campos, con niños muriendo de hambre, sed y enfermedades prevenibles en las veredas, y con unos pocos apropiándose cada vez más de las mejores tierras? ¿Para qué tratar de aparentar ser un país rico cuando la mitad de los campesinos siguen padeciendo la pobreza? Un ordenamiento equitativo, que incluya la equidad rural/urbana, es una precondición esencial para la paz. Pero si en lugar de avanzar retrocedemos, los deseables acuerdos de La Habana pueden caer en saco roto y producirse, en cambio, una nueva y amarga frustración para casi toda la población.

Otros artículos en Destacados de Otros Medios

Este es un espacio para que el lector comparta su opinión sobre el contenido del portal, que puede ser expresada en forma libre y sin restricciones siempre y cuando guarde el debido respeto a las ideas ajenas y no contenga expresiones despreciativas u ofensivas. La Fundación Centro de Pensamiento Primero Colombia (FCPPC) se reserva el derecho a borrar los comentarios que en su opinión contravengan esos principios y deja constancia de que NO respalda los comentarios de los lectores ni necesariamente se identifica con ellos.

Fundación Centro de Pensamiento Primero Colombia - Presidente Vitalicio: Álvaro Uribe Vélez
Carrera 7 Número 46-91 - Tel: 3107724587 - Bogotá D.C., Colombia - Atencion@pensamientocolombia.org

NOTA: El cumplimiento de las normas y estándares técnicos dictados y actualizados permanentemente por el "WORLD WIDE WEB CONSORTIUM - W3C", fundado y dirigido por Sir Tim Berners-Lee inventor del "Web", es indispensable para mantenerlo abierto y en óptimo funcionamiento. Insólita y lamentablemente, el 99.999% de las páginas web en el mundo están plagadas de errores de programación que degradan dramáticamente su velocidad y la operación global del "Web". Por esa razón, esta Fundación siempre ha hecho grandes esfuerzos por mantener un portal técnica y estéticamente ejemplar, con contenidos interesantes y libres de errores. De los más de MIL MILLONES (1.000'000.000) de portales, éste (FCPPC) se encuentra en el minúsculo y privilegiado 0.00001% que cumple a cabalidad TODAS las especificaciones técnicas del W3C relacionadas abajo y que además logra una calificación mínima de 98/100 en TODAS las pruebas de desempeño de "Google PageSpeed". Compruébelo usted mismo haciendo clic sobre cualquiera de estos botones:

HTML5 Válido CSS3 Válido! RSS Válido Google PageSpeed